Nombre: Analízame
Categorías: Comedia, Crimen
Director: Harold Ramis
País: Estados Unidos
Año: 1999

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * * ½

Analízame (1999)

Remedio bendito

Reír es una de las mejores cosas que hay en la vida. Para algunos el secreto de esta bendición reside en los efectos que la risa tiene sobre el organismo humano. Los científicos nos hablan de las decenas de músculos que se ejercitan y de las múltiples sustancias estimulantes que se liberan en el cerebro. Entre tanto el común de los mortales nos conformamos con la certeza de que el humor, junto al amor, constituyen ese mágico bálsamo que nos ayuda a hacer frente a la marea de calamidades en que se ha convertido la vida.

Pero el buen humor, como cualquier remedio bendito que se respete, no es materia abundante en nuestros días. Y la pantalla grande no es la excepción. Basta con ver las múltiples academias –de policía o de pilotos—, las diversas venganzas –de los nerds, de los unos o de los otros—, o las variadas manifestaciones de la histeria de Jim Carrey, para concluir que en materia de humor la industria del cine se ha ido por el camino fácil. El más fácil y el más tonto. Por eso siempre son bienvenidas las películas que logran producir un par de buenas carcajadas. Y si no es sólo un par sino muchas, tanto mejor.

Ese es el caso de Analízame, la cinta protagonizada por Robert De Niro y Billy Crystal, que destila ingenio, sarcasmo y buen humor a lo largo de casi toda la proyección. El filme muestra el insólito encuentro de dos hombres cuyas vidas son como el agua y el aceite. Por un lado está el siquiatra Ben Sobel (Billy Crystal), quien vive agobiado por los banales conflictos de sus pacientes, la irreverencia de su pequeño hijo, y la sombra de alguien que lo supera como siquiatra: su propio padre. Por otra parte está Paul Vitti (Robert De Niro), un sanguinario gángster que ha logrado una posición privilegiada en el mundo del crimen gracias a su condición de heredero de una legendaria familia de la mafia.

Estas dos vidas disímiles se cruzan de manera inesperada. Justo cuando está a punto de coronar su carrera criminal, Paul Vitti empieza a ser víctima de terribles ataques de pánico. Esos episodios patológicos, acompañados de una sensibilidad extrema, ponen en serio riesgo la posibilidad de que Vitti llegue a ser jefe de la mafia. Ante la amenaza de que otro gángster tome las riendas de la organización, Vitti decide pedir ayuda a Sobel, quien se dispone a contraer segundas nupcias. Y aunque el siquiatra al principio se resiste, los persuasivos métodos del crimen organizado terminan imponiendo su ley.

El secreto para que Analízame sea una gran comedia radica en un excelente guión y tres magistrales actuaciones. Al margen de algunos ‘gags’ facilistas –como un cadáver que cae de un segundo piso en medio de una boda--, la historia es ingeniosa y muy divertida.

De Niro y Crystal hacen una pareja cómica de antología, tanto así que la película trastabilla en algunas de las escenas en que no aparecen los dos. De Niro demuestra que está más allá del bien y el mal al burlarse de los papeles que le han dado mayor gloria en su carrera, algo que muy pocos actores se atreven a hacer. Billy Crystal luce moderado y efectivo, mientras Joe Viterelli logra convertir su papel secundario de guardaespaldas en una verdadera joya, gracias a su notable actuación.

Suele ser tan grande la sequía de buenas comedias en nuestras salas, que más vale aprovechar Analízame para tomar tragos largos de bálsamo bendito.

Publicado en la revista Cambio. ©Casa Editorial El Tiempo - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.