Nombre: Zatôichi
Categorías: Drama, Acción, Artes marciales, Guerra, Basado en una novela, De época
Director: Takeshi Kitano
Año: 2003

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * * ½

Zatôichi (2003)

El masajista y las geishas

Al director y actor japonés Takeshi Kitano le falta un tornillo. ¡Pero qué bien le funciona la cabeza! Y es que a pocos cineastas se les ocurre hacer un coctel de géneros como el que ofrece su cinta Zatoichi, combinando las artes marciales con números musicales y toques de comedia. Y aunque no todos los ingredientes de la cinta cuajan, los que funcionan lo hacen tan bien que el resultado es una pequeña joya.

Aunque sea desconocido para nosotros, el personaje de Zatoichi es un ícono de la cultura popular japonesa. Se trata de un guerrero ciego con dotes de masajista que vaga en el Japón del siglo XIX, y sobre el que se han hecho alrededor de 30 películas de cine y televisión.

Ahora este personaje es encarnado por el polifacético Kitano, de quien hemos visto filmes magníficos como Flores de fuego y Muñecas. En esta ocasión Kitano caracteriza a un exótico Zatoichi con un anacrónico pelo rubio oxigenado, quien conoce a dos hermanas que se ganan la vida como geishas mientras tratan de vengarse de un capo de la mafia.

Lo que menos funciona de la cinta es el humor. Aparte de que ciertas secuencias intentan ser graciosas y lo único que producen es vergüenza ajena, los chistes atentan contra el carácter de una historia que pertenece al ámbito de la solemnidad más que al de la carcajada.

Pero más allá de sus imperfecciones, Zatoichi es ante todo un estupendo musical. No lo digo por el delirante número de tap dance que cierra la proyección, sino por el magistral ritmo de toda la película, producto de la impecable articulación de la banda sonora, la edición y la puesta en escena. Porque además de todo el polifacético Kitano también nos resultó coreógrafo: un estupendo coreógrafo cinematográfico.

Publicado en el periódico EL TIEMPO (edición nacional). ©Casa Editorial El Tiempo - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.