Nombre: La feria de las vanidades
Categorías: Drama, Romance, Basado en una novela, De época
Director: Mira Nair
País: Reino Unido
Año: 2004

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * ½

La feria de las vanidades (2004)

La trepadora

Las mujeres trepadoras constituyen un caso interesante de análisis social: pueden ser vistas como víboras o heroínas, dependiendo del lente con que se mire. Por ejemplo, mientras todo el mundo le cayó encima a Mónica Lewinski, nuestra memoria colectiva esta repleta de heroínas de telenovela que se ganaron la adoración popular por usar las sábanas para alcanzar la cúspide.

¿Y dónde radica la diferencia entre una trepadora buena y otra mala? En sus motivaciones y las circunstancias de su ascenso. Si una mujer sufrida y virtuosa se enfrenta a un entorno hostil, su escalada es vista como un triunfo reivindicativo. Ese es el caso de Becky Sharp, la protagonista de La feria de las vanidades, una de las novelas más importantes de la literatura inglesa del siglo XIX. Gracias a sus dotes de seductora, esta pobre huérfana asciende por el complejo laberinto de la sociedad londinense, pagándoles a los falsos con su propia moneda.

Vanidad, la versión cinematográfica de La feria de las vanidades, se queda a mitad de camino en su intento de recrear el agudo retrato social que ofrece la novela. Aunque el filme tiene un par de momentos exquisitos, su protagonista (Reese Witherspoon) carece de la complejidad que debe tener una víbora para generar interés en el público. Su sonrisa monocorde palidece al lado de las grandes actuaciones de Gabriel Byrne y Eillen Atkins: sólo por ellos vale la pena ver la película.

Pero Reese Witherspoon no es el único problema de Vanidad. El guión carece de foco y chapucea con brochazos superficiales de infinidad de personajes, al punto que cuesta recordar quién es quién. Parafraseando a Cortázar, mientras una novela se puede dar el lujo de ganar por puntos, una película tiene que ganar por nocaut. Y Vanidad no lo logra.

Publicado en el periódico EL TIEMPO (edición nacional). ©Casa Editorial El Tiempo - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.