Nombre: El embajador del miedo
Categorías: Ciencia Ficción, Misterio
Director: Jonathan Demme
Año: 2004

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * ½

El embajador del miedo (2004)

Un bultico en la espalda

En los recientes debates presidenciales en Estados Unidos, la televisión mostró un sospechoso bulto en la espalda de George Bush. Mientras el Presidente le echaba la culpa a una arruga de su camisa, analistas especializados dijeron que era un receptor a través del cual sus asesores le soplaban las respuestas.

¿Realidad o conspiración? Vaya uno a saber... Lo cierto es que en el futuro las cosas pueden ser peores. ¿Qué pasaría si no se tratara de un receptor de audio, sino de un chip que afectara el comportamiento? ¿Y si los responsables no fueran asesores, sino inversionistas privados? Entonces estaríamos frente a la madre de todas las privatizaciones: un alto funcionario controlado por un grupo empresarial. Esa es la historia que aborda El embajador del miedo.

La película arranca en la Guerra del Golfo, cuando unos hombres al mando del Capitán Marco (Denzel Washington) realizan una peligrosa operación. El soldado Raymond Shaw salva a sus compañeros, aunque curiosamente ninguno recuerda qué fue lo que pasó. Años más tarde, el exitoso Shaw es designado candidato a la Vicepresidencia de Estados Unidos. Entre tanto, el Capitán Marco descubre un bultico en su espalda y decide averiguar la verdad sobre su sospechosa amnesia.

Aunque la película tiene los ingredientes para ser un apasionante thriller político, no funciona del todo. El guionista juega más de la cuenta con el espectador, al punto que tras casi una hora de proyección uno no sabe bien qué está pasando. Además la historia adopta por momentos un tono fantástico que parece sacado del canal de televisión por suscripción Infinito. Si el propio guionista no cree en la seriedad de su historia, ¿qué espera del espectador?

Publicado en el periódico EL TIEMPO (edición nacional). ©Casa Editorial El Tiempo - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.