Nombre: Cómo suicidarse y no morir en el intento
Categorías: Comedia dramática
Director: Lone Scherfig
Año: 2002

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * *

Cómo suicidarse y no morir en el intento (2002)

Que se junten los que están solos

Ante la deliciosa ambigüedad de su nombre, uno no sabe qué esperar de Cómo suicidarse y no morir en el intento. ¿Es una farsa que trivializa el suicidio? ¿Es una reflexión sobre la naturaleza humana? ¿Es una comedia que se ríe de la vida y la muerte? La respuesta es todas las anteriores. Ese navegar en tantas aguas es la mayor debilidad de una cinta que, a pesar de sus tropiezos, termina conquistando al espectador.

La película empieza mostrando las andanzas de dos hermanos: Wilbur trata de suicidarse por todos lo medios y Harbour siempre llega a tiempo para salvarlo. Este preámbulo resulta decepcionante, pues las motivaciones de Wilbur son un enigma y sus intenciones lucen inverosímiles. Con tan poca sustancia, durante un buen rato el filme amenaza con aburrir al espectador a punta de repetir el mismo chiste una y otra vez.

Pero promediando la proyección las cosas mejoran sustancialmente. En la vida de Harbour aparecen una mujer y su pequeña hija que, como corresponde en estos casos, es tan madura que podría ser la mamá de todos. Cuando Harbour se casa, Wilbur descubre que hay motivos para vivir. Gracias a este giro la historia deriva hacia una exploración del sentido de la lealtad y el amor. Una frase de Harbour resume el espíritu de los mejores momentos del filme: "está bien que la gente se junte cuando está sola".

La austera dirección de Lone Scherfing deja ver las huellas de su formación bajo la aridez del movimiento Dogma. Pero su sensibilidad hacia la naturaleza humana y el amor por sus personajes terminan convirtiendo un frío ejercicio cinematográfico en una entrañable historia que vale la pena ver.

Publicado en el periódico EL TIEMPO (edición nacional). ©Casa Editorial El Tiempo - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.