Nombre: Elizabethtown
Categorías: Comedia dramática
Director: Cameron Crowe
Año: 2005

Otras reseñas para esta película

Miren Vitore Magyaroff De la Lombana

Elizabethtown (2005)

Nada pasa en Elizabethtown

El debut como director de Cameron Crowe fue en 1989 con Say Anything, una historia simple de amor que protagonizada por Ione Skye y John Cusack llegó a los corazones de los norteamericanos. Era un buen año para el director, hasta que su papá sufriera un sorpresivo infarto que acabara con su vida. Los sentimientos mezclados que produjo esta muerte estuvieron durante Jerry Maguire (1996), Casi famosos (2000) y Vanilla Sky (2001), hasta que Crowe pudo plasmarlos en: Elizabethtown una película que mezclaba lágrimas de emoción y risa, como le gustaba a su padre. Para Crowe la película quedó tal y como la había pensado, sin embargo para quienes lo hemos seguido durante estos 17 años, no era exactamente lo que esperábamos.

Después de ser despedido de la fábrica de tenis en la que trabajaba, Drew Baylor estaba a punto de suicidarse cuando recibe una llamada informándole que su padre había muerto y que debía ir a recoger el cuerpo a Elizabethtown. Durante el viaje al pasado de su padre, conoce a Claire, una azafata que espera llamar su atención. La trama es simple y tiene el encanto de sus anteriores películas, pero no logra llegar al corazón como ellas. Para empezar Orlando Bloom en su papel como Drew es bastante soso, y le falta el carisma que a Kirsten Dunst le sobra en su personaje de Claire, cosa que convierte a Drew en el más odiado de la película. Por otra parte, y aunque tiene escenas conmovedoras que de verdad pueden llevar al espectador a las lágrimas, eso no es suficiente para no aburrirse, para no sentir que todo puede pasar en menos de dos horas. Y para terminar, la banda sonora que siempre es impecable en los trabajos de Crowe, esta vez se siente que satura la película y que su función fuera la de provocar la emoción que la escena no alcanza a producir.

Claro, es innegable la calidad en la dirección y en algunos diálogos, pero Crowe nos tenía acostumbrados a otra cosa, a conmovernos y emocionarnos hasta el final. Todo sucede en Elizabethtown sí es un homenaje al papá del director, un trabajo muy personal que definitivamente no tiene la misma calidad de Jerry Maguire o Casi famosos.

Publicado en la Revista Plan B. ©Publicaciones Semana - Todos los derechos reservados

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.