Nombre: Michael Clayton
Categorías: Drama, Suspenso
Director: Tony Gilroy
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *
Otto Gómez * * * ½

Michael Clayton (2007)

Detrás del tribunal

Karen Crowder –el personaje de Tilda Swinton- practica frente al espejo sus palabras. Vocaliza. Repite. Suda. Sabe en el fondo que todo puede salir mal en cualquier momento. 

Como ella, todos los personajes de Michael Clayton andan prevenidos porque saben que alguien esconde algo, que cualquiera puede ser el villano y que hay que sobrevivir a toda costa. El personaje que le da el título a esta película precisamente vive de ello. Su trabajo como fixer (algo así como un hombre que arregla todo tipo de problemas) en una compañía de abogados se basa en dicho principio de supervivencia. El problema llega cuando su colega y amigo Arthur Edens está a punto de arruinar un caso en contra de la compañía U/North y es él el encargado de poner todo en su lugar. 

Michael Clayton es una película de tribunal pero sin tribunales. Las decisiones, el juego sucio y el debate moral se da en las calles, en la tras escena. La justicia está en manos del más astuto, del más rápido, del primero que engañe a la audiencia con artificios.  La verdad y la entereza ética están en el hombre que ha perdido la razón. Michael debe sortear los obstáculos del caso mientras que lleva a cuestas un divorcio, un hijo no tan ingenuo y unas deudas que poco a poco lo han despojado de la vida misma.  

Nada de esto sería tan significativo sin sus actores; esta es una de esas películas. George Clooney demuestra que puede ser uno de esos hombres en corbata que vemos en las calles y suponemos tienen una vida compleja. Tom Wilkinson parece un niño sabio, un hombre que de repente ha recobrado la lucidez en un ataque de locura. La conversación telefónica que sostiene con el hijo de Clayton es ya una muestra de genialidad. Y está Tilda Swinton a quien siento debo dedicarle una reseña entera. El sólo hecho de verla sudar y practicar frente al espejo es ya un gran placer. La escena final es una gran lección de concentración y escucha: es sin duda una de las grandes actrices de nuestros días. Su director y guionista Tony Gilroy (guionista de la trilogía Bourne) ha logrado presentarnos un thriller que no es desenfrenado ni exagerado: es un thriller con vida propia. Por eso y por sus personajes le estamos agradecidos.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.