Nombre: Sin lugar para los débiles
Categorías: Drama, Acción, Policiaca, Western, Basado en una novela, Crimen
Director: Ethan y Joel Coen
País: Estados Unidos
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Pablo Muñoz * * * *

Sin lugar para los débiles (2007)

All The Pretty Dead

Michael Chabon en su crítica de The Road, After the Apocalypse, aseguraba que Cormac McCarthy era un gran sátiro desconocido, empezando por Blood Meridian hasta sus invisibles brochas en No Country for Old Men , nunca del todo apreciadas. Antes de esas dos novelas está la fundamental Suttree, una sátira on the road (novela de río como diría Javier Pérez de Andújar, Twainiana como la que más) con un protagonista que es una versión sureña y naturalmente alucinada del Harry Angstrom de Corre Conejo. Resulta pues gratificante que los hermanos Coen regresen al terreno de la sátira (tras dos lustrosos y olvidables encargos que desmerecían una de las trayectorias más regulares del cine contemporáneo), con unos conceptos formales que los entroncan a su magnífica Sangre Fácil y a su celebrada Fargo, pero también a O Brother, con ese regreso a la visualización fronteriza, esta vez bajo otros códigos genéricos, que no otra mirada.

Así los Coen traducen esa invisible ironía sustituyendo al basurero original por tres mariachis que predican lo fatídico en forma de balada y cuentan en sus bazas con un magnífico Javier Bardem, que ha despistado mediáticamente al resto del reparto y ha dejado en segundo plano a un impresionante Tommy Lee Jones, capaz de helar al espectador en la arriesgadísima decisión de sus autores de reproducir el monólogo final de la novela y llevar el desconcierto al cine.

No faltan ni dosis más altas de humor negrísimo en el asesinato de Woody Harrelson, ni tan siquiera una hitchockiana coda a propósito del suspense situado (y sitiado) en los moteles. Pero también es la construcción de uno de los personajes más fascinantes de los últimos tiempos: Llewellyn Moss, evolución del perdedor que ni siquiera llega a sombra propiamente dicho. O como sentencia Chabon su ensayo: lo que McCarthy busca siempre son las raíces de la naturaleza humana. Ni que decir tiene que la elección de la última ficción de Chabon  (The Yiddish Policemen Union) como próximo adaptativo de los hermanos resulta tan coherente y poco casual como era de esperar.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.