Nombre: Sweeney Todd: El barbero diabólico
Categorías: Drama, Terror, Musical, Crimen, Horror, De época, Basada en una obra de teatro
Director: Tim Burton
País: Estados Unidos
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Mielconejo D'Macedo

Sweeney Todd: El barbero diabólico (2007)

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet

“¡¡¡Por fin!!! mi brazo está completo, de nuevo...”

Sweeney Todd, sostiene su cuchilla, después de tantos años lejos de ella, de su arte de barbero, y de las mujeres que ama: su esposa y su hija... y en ése acto, no podemos sino sentir que queremos su planeada venganza casi tan fuertemente como él.

Para tantos un fracaso fílmico de Burton, para mi, indudablemente una continuación a su insaciable romanticismo, y que me degollen los que se sientan ofendidos, pero sí... Encuentro a Burton como un romántico moderno, y su completa filmografía es viva prueba de ello.

¿Por qué Sweeney Todd? Más allá de ser una película sobre la venganza, es una película sobre el amor.
Eso que maldice a todos los hombres, los hace perder la cabeza, sobrevivir en las más inhumanas e invivibles circunstancias, y perder la cordura en búsqueda de una sangrienta venganza que envuelve a toda una ciudad en la que probablemente miles de hombres son de hecho inocentes: el amor de una mujer.

Empacada con lo mejor de una buena historia de amor y venganza, Sweeney Todd trasciende a las demás historias por razones varias: la principal, creo yo, envuelve gran movimiento de cuchillas de plata... por lo cual, veremos grandes charcos de sangre cubriendo la pantalla, y seamos honestos, no  son todos los días que vemos tanta sangre regarse en medio de tanta música y canto (a menos claro está, que estemos viendo la película de South Park).

Lo cual me lleva a otra particularidad en esta película, y es también rara la vez que en medio de tan macabra historia sin claras pretenciones de ser comedia, podemos sentir una risa reprimida al ver a un hombre pintoresco ser degollado... y no fuí sólo yo, así que no me reserven esa mirada solo a mí, de hecho varios de los que me acompañaron en la experiencia cinéfila no pudieron contener una que otra risilla macabra que se amplificaba en la sala de cine.

Aunque la impresión general es positiva, debo decir que hay unas cuántas escenas que definitivamente me parecieron más largas de lo necesario, y debemos tener en cuenta que de todos modos es un musical y por lo tanto escenas un poco muy largas pueden resultar, después de un  rato, exasperantes.

Habiendo dicho esto, mis agradecimientos a Colleen Atwood quién ya había trabajado en el pasado con Burton en “Sleepy Hollow” y en “El Joven Manos de Tijeras”, por tan exquisito diseño de vestuario. Evidentemente la admiración de Burton por la época victoriana lo lleva a desarrollar historias como ésta  pero Sweeney Todd en especial, tiene un toque de extravagancia y modernidad que me quedó gustando. Para aquéllos que no la han visto o aquéllos que definitivamente se la van a repetir, disfruten con paciencia el detallado vestuario de Sweeney y su abrigo de cuerina avant-garde, ésto sin mencionar las extravagantes composiciones que visten a Mrs. Lovett.

Es en sí una buena receta colmada de buenos ingredientes: empiece recolectando el recuerdo de un único amor perdido; el de una mujer particularmente hermosa, agréguele una cucharadita de hombre injusto y sin noción de remordimiento, preferiblemente con mucho poder político, una pizca de promesa de un nuevo y jóven amor y los dulces sueños del futuro, mezclado con la lucha por un amor imposible y extraño. Una vez mezclados los ingredientes añada lentamente y revolviendo constantemente un plan perfecto de venganza con sed de sangre y a todo ésto, agregue un racimo de Johny Depp, dos tazas de Helena Bonham Carter, y un poco de Alan Rickman al gusto.  Si a eso le añadimos buenas especias, a lo  Tim Burton, y lo metemos al horno por mas o menos 120 minutos estaremos saboreando una creación que sería de mal gusto no probar: son después de todo “¡¡los mejores pasteles en Londres!!”

Además,  ¿a quién no le apetece un buen pastelito de carne con ginebra?

“Le garantizo, la afeitada más a ras que jamás recibirá.”

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.