Nombre: La reina
Categorías: Drama, Basado en hechos reales, Histórica
Director: Stephen Frears
País: Reino Unido
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * ½

La reina (2006)

El mundo real

La monarquía está mandada a recoger. Es inaudito que en pleno siglo veintiuno haya rezagos de una institución que se basa en una premisa infame: unos seres son superiores al resto de los mortales, al haber sido elegidos por Dios para regir los destinos de sus pueblos. Y aunque es evidente que en Occidente la monarquía ha perdido relevancia como régimen político, la realeza sigue intacta en muchos países.

‘La Reina’ aborda este tema a través de la exploración de un interrogante: ¿qué relevancia tiene la realeza británica en estos tiempos? Más allá de la importancia de la pregunta, hay que decir que la película da varios pasos en falso y arroja un balance agridulce.

El punto fuerte del filme es la soberbia actuación de Helen Mirren. Caracterizar a la Reina Isabel II conlleva el riesgo de caer en la caricatura, y el mérito de Mirren radica en haber evitado el recurso fácil de la imitación, ofreciéndonos un personaje que esconde un mundo interior lleno de dilemas tras una apariencia austera. Su actuación está bien secundada por la de Michael Sheen, quien en su papel de Tony Blair ofrece un contrapunto verosímil a la figura de la Reina.

La solidez de estos dos personajes contrasta con la inaudita trivialidad de sus entornos. El  director Stephen Frears y el guionista Peter Morgan presentan lo que sucede en el Palacio de Buckingham y en el número 10 de Downing Street con la profundidad de una telenovela. Pero el mayor problema de la cinta radica en la fragilidad de su argumentación: por un lado presenta a la Reina como una figura frívola y alejada de la realidad, y por otro la hace recapacitar a través del episodio de la muerte de la Princesa Diana. Yo me pregunto: ¿habrá algo más frívolo y alejado de la realidad que el fenómeno de Lady Di?

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.