Nombre: La maldición de la flor dorada
Categorías: Drama, Acción, Aventura, Artes marciales
Director: Yimou Zhang
País: Hong Kong
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Pablo Camacho * * * ½
Mauricio Reina * * *

La maldición de la flor dorada (2006)

Fastuoso culebrón

Aunque 2006 fue el año del perro en el calendario chino, para Zhang Yimou fue el año del culebrón. Desde que ganó el Festival de Berlín con su primera película, hace ya casi dos décadas, el cineasta chino ha cautivado a Occidente con narraciones épicas adobadas con admirables coreografías marciales. Recientemente Yimou ha cosechado seguidores en Colombia con ‘La casa de las dagas voladoras’ y ‘Héroe’, y ahora regresa con ‘La maldición de la flor dorada’, otra fastuosa cinta que lleva el melodrama a extremos que harían sonrojar a Corín Tellado.

Quien crea que exagero puede revisar los ingredientes de esta historia ubicada en la China imperial del siglo X: incesto por partida doble, traición, venganza y fratricidio. Varios de esos elementos están presentes en las grandes tragedias de la literatura clásica, al punto que algunos afirman que en ‘La maldición de la flor dorada’ hay ecos de Shakespeare. Pero qué va... hacia la mitad la película desaparece cualquier paralelismo con la tragedia clásica y sólo queda el eco de Tarantino: en una secuencia bastante singular, el hijo menor del Emperador, enfadado porque recibe menos atención que sus hermanos, hace una pataleta de estadista y recibe una zurra de su padre que jamás olvidaría si hubiera sobrevivido.

Con esa postal familiar termina la primera mitad de la cinta, caracterizada por una narración tan parsimoniosa que parecería que el director hubiera querido adormecer al espectador a propósito. Entonces Yimou ataca con sus mejores armas, como si fuera uno de sus temibles guerreros en una emboscada crepuscular. Cuando arranca la batalla en serio, la pantalla se llena de tanta fastuosidad y emoción, que ya no quedan dudas: el terreno de Yimou está en las imágenes y no en las letras.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.