Nombre: Kill Bill vol. 1
Categorías: Drama, Acción, Artes marciales, Crimen
Director: Quentin Tarantino
País: Estados Unidos
Año: 2003

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * *

Kill Bill vol. 1 (2003)

Ejercicio de estilo

Quentin Tarantino constituye un caso raro: tiene la popularidad de los más destacados directores comerciales, pero conserva la autonomía de los cineastas independientes. Aún mantiene la distancia frente a los grandes productores, a pesar de que su película Pulp Fiction marcó un hito en el cine contemporáneo. Su innovadora estructura narrativa y el desenfado con que abordó el tema de la violencia han influenciado a decenas de los directores más exitosos de los últimos años.

Cualquier otro director en su lugar ya estaría rodando Pulp Fiction V: el regreso de Vincent Vega, y tendría la cuenta bancaria desbordada por los jugosos réditos de una saga sin pierde. Pero Tarantino ha preferido seguir trabajando a su manera: sólo ha dirigido dos largometrajes en los 9 años que han transcurrido desde Pulp Fiction, siempre con su estilo personal y sin dejarse llevar por los cantos de sirena de la taquilla.

Kill Bill es una muestra de que Tarantino hace lo que se la da la gana. Se trata de un delicioso divertimento, deslumbrante en su forma y decepcionante en su contenido. El argumento se resume en una frase: una mujer quiere vengarse de quienes el día de su boda le dieron un tiro en la cabeza, mataron a su esposo y se llevaron a su hijo de su vientre. Semejante argumento no basta para una película, y menos aún para dos: la segunda parte de la cinta se estrenará dentro de algunos meses.

Pero así como la película argumentalmente es un bodrio, desde el punto de vista formal es una joya. Hay que ver el manejo de la cámara, el uso de los espacios, la edición y las coreografías de combate, para concluir que Tarantino domina la técnica a su antojo. Semejante alarde de sapiencia está adobado por numerosos tributos al cine de Honk Kong y a directores de su predilección. Con decirles que hay una secuencia que parece sacada de Alarido, el memorable filme de Dario Argento. El homenaje de un maestro a otro maestro.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.