Nombre: Match point
Categorías: Drama
Director: Woody Allen
País: Reino Unido
Año: 2005

Otras reseñas para esta película

Maria del Rosario Acosta Lopez * * * ½
Javier Moreno * * * *
Mauricio Reina * * * ½

Match point (2005)

Match Point *** ½ (2005). Dirección: Woody Allen Guión: Woody Allen Reparto: Jonathan Rhys-Meyers, Scarlett Johansson, Emily Mortimer, Matthew Goode, Brian Cox, Penelope Wilton

No creo que pueda decirse de Match Point que no es la película típica de Woody Allen, como se dijo en Cannes después de su primera presentación en público. Primero, porque no hay algo así como “la típica película de Allen”. A lo largo de su carrera ha explorado toda clase de géneros, desde la comedia, pasando por la tragedia, hasta el melodrama, y creo que, sobre todo en los últimos años, ha decidido –para bien o para mal- correr el riesgo de poner en escena toda clase de ideas y experimentos dramáticos distintos (hay que pensar solamente en qué tan distinta puede ser Poderosa Afrodita de Deconstructing Harry, de La  Maldición del Escorpión de Jade, de Todos dicen te quiero o de Anything Else). Es cierto que Match Point es un riesgo distinto, y que, comparado con algunas de las películas anteriores, uno que valía la pena correr. Pero, y aquí va la segunda razón por la que no es cierta dicha afirmación, allí se ven nuevamente reproducidos todos los escenarios, los personajes, las obsesiones del director. Londres es transformada en la Nueva York de Manhattan, nuevamente todo se lleva a cabo –como en sus películas más conocidas- en el mundo de una clase alta aristocrática y culta, y aparecen otra vez, como protagonistas de la historia, los conflictos psicológicos de los personajes, la pregunta por las consecuencias de la infidelidad, por la dificultad de las relaciones.

Si esto ha sido, en gran parte, lo que ha llevado a la película a tener una reacción tan positiva entre los críticos (se habla del retorno de Woody Allen, se dice que Match Point lo devuelve, finalmente, a sus mejores años), creo que es, a la vez, un arma de doble filo. Porque aunque Match Point cumple desde el principio con lo que promete (“I´d rather be lucky than good”, nos dice la primera imagen de la película, a través de la voz en off del protagonista), aunque sepamos desde el comienzo que Chris Wilton, un tenista ambicioso proveniente de una familia pobre irlandesa, no es más que una versión contemporánea del Raskolnikov de Dostoievsky, y aunque todo el ambiente de la película sea un homenaje a Hitchcock y a las películas del film noir norteamericano, un espectador desprevenido podría verse sorprendido – y en mi caso particular, decepcionado- con la manera como se llevan a cabo los eventos. Porque, en efecto, sí es una película de Woody Allen, pero, a la vez, deja de serlo cuando decide salirse de la cabeza y las conversaciones de los personajes y pasar a ser, a la manera de la ópera que oímos como música de fondo desde el principio de la película, un melodrama en el que los eventos terminan resolviéndose al estilo de una película taquillera gringa. Es injusto, claro: hay ciertas sutilezas, al final, que reivindican la trama; y Chris, el protagonista, carga con el peso de un conflicto digno de tragedia griega; pero lo inesperado del desenlace –o, mejor, el hecho de que estuviera tan anunciado y que, por lo tanto, algunos esperáramos una resolución más sutil, menos explícita, más inteligente y menos ingeniosa – hace que Match Point sea una gran película, una de las mejores del Woody Allen de los últimos años, de la que, sin embargo, algunos salimos un tanto decepcionados.

Mejor escena: las escenas que abren y cierran la película: un toque ingenioso por parte del director. No se queda atrás, tampoco, la escena en la que sale por primera vez Scarlett Johansson. Lo peor: que lo que se veía venir, lo que estaba anunciado desde el principio, sucede: ¿no habría podido quedarse la historia más en la cabeza de los personajes y menos en hechos tan contundentes?. Vale la pena: como en todas las películas de Allen, la fotografía, la edición, la música (esta vez Allen deja de lado el jazz y opta por la ópera)  Véala si: una película de Woody Allen siempre vale la pena, y ésta es, de lejos, la mejor de los últimos años.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.