Nombre: 15 minutos
Categorías: Drama, Acción, Policiaca, Crimen
Director: John Herzfeld
País: Estados Unidos
Año: 2001

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * *

15 minutos (2001)

15 minutos

“Vale la pena ser asesino en Estados Unidos”, dice Emil a su amigo Oleg cuando se entera de que un programa de televisión ha pagado un millón de dólares por los derechos de la historia de un criminal. Emil y Oleg acaban de llegar de su natal Europa Oriental y están descubriendo a Estados Unidos. Emil está maravillado con la manera como los medios de comunicación, en su carrera por lograr mayores niveles de audiencia, hacen del delito un espectáculo y de los facinerosos unos héroes. Oleg, por su parte, es un amante del cine y su obsesión es hacer su propia película.

Los dos encuentran la oportunidad de hacerse ricos cuando Emil asesina a un viejo amigo que se negó a pagarle una deuda, mientras Oleg registra el hecho con una cámara de video. Tras ese episodio Emil hila cabos y diseña una estrategia diabólica: convertirse en un asesino famoso, evadir la acción de la justicia argumentando un desequilibrio mental y vender los derechos de sus sangrientos videos caseros a un programa amarillista de televisión.

Pero el asesinato perpetrado por Emil ha puesto en alerta a Eddie Flemming (Robert De Niro), un detective neoyorquino tan famoso por sus aptitudes policiales como por su afición a aparecer en programas de televisión. El veterano detective cuenta con la ayuda de un joven bombero (Edward Bruns), quien por cuestiones del azar se ve involucrado en el caso. Las cosas se complican más cuando los dos inmigrantes deciden que la mejor manera de apresurar su marcha hacia la fama es asesinar a una celebridad. ¿Y quién mejor que el mismo Eddie Flemming?

Con ese argumento, el guionista y director John Herzfeld desarrolla una película que de veras vale la pena ver. Es cierto que la historia tiene algunos giros sacados de la manga (como las circunstancias que llevan al bombero a unirse a Eddie) y unos segmentos que constituyen un verdadero lastre que le quita ritmo a la cinta (como el romance del detective con una periodista). Pero más allá de esas limitaciones, 15 minutos logra hacer una crítica feroz y persuasiva a la actitud de ciertos medios de comunicación –en particular la televisión—, que legitiman y promueven la violencia bajo el pretexto de ejercer su derecho a informar.

La eficacia de la cinta obedece en buena parte a la contundencia de la historia y al buen trabajo del elenco. Las andanzas de Emil y Oleg destilan un corrosivo humor negro que aligera las grandes dosis de violencia de la cinta. Pero esas andanzas no pasarían de ser exageraciones inverosímiles, de no ser por el excelente trabajo de Oleg Taktarov y Karel Roden, dos noveles actores que logran aterrizar esas situaciones absurdas al terreno de lo posible y lo cotidiano, y que por momentos recuerdan por su torpeza a los malos de Fargo, la memorable película de los hermanos Coen.

Aunque en apariencia 15 minutos es sólo otra película de acción y violencia, lo cierto es que constituye un oportuno llamado de atención sobre lo que sucede hoy en día en Colombia. Y no sólo porque aquí, como  en la película, la televisión tiende a convertir a los delincuentes en celebridades, sino porque entre nosotros se cumple al pie de la letra otra de las agudas observaciones de Emil sobre Estados Unidos: “Acá nadie es responsable de lo que hace”.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.