Nombre: El laberinto del fauno
Categorías: Drama, Aventura, Fantasía
Director: Guillermo del Toro
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Martín Franco * * * *
Javier Moreno * * * *
Mauricio Reina * * * ½

El laberinto del fauno (2006)

Resulta que a veces la única manera de hacer la vida más llevadera es echando mano de la ficción. Todos, en ocasiones, inventamos historias, creamos otra vida, imaginamos distinta esta que nos tocó en suerte. Y esos pocos momentos por fuera son los que nos permiten soportar los minutos que pasan.

Eso, precisamente, es lo que hace Ofelia, una pequeña niña de trece años que, en medio de la guerra civil española, se va a vivir a un regimiento militar donde el marido de su madre –un militar fascista–, resiste los embates de la guerrilla en el monte. Ése es el panorama. Y en medio de la violencia que su inescrupuloso “padre” ejerce contra todo y todos, Ofelia, la bella Ofelia, crea un mundo aparte. Un mundo con hadas, faunos, sapos gigantes y extraños hombres con ojos en las manos. Ofelia, para vivir, para aguantar la enfermedad de su madre, la crueldad del recio militar, las horas de soledad, se refugia en el mundo que ha creado gracias a los libros.

Es lo bello de esta película: que a pesar de las crudas escenas de violencia –lo confieso: tuve que cerrar los ojos en varias–, el espectador se redime con las historias de ficción que teje la pequeña. Y hasta se las cree toditas. En fin, no voy a hablar aquí de la fotografía, ni del director, ni de las escenas, ni de las estatuillas, ni blablabla. Qué pereza. Además, algunos intelectuales más sesudos que yo ya lo han hecho. Yo digo, nomás, que El Laberinto del Fauno me puso a pensar una cosa: siempre que esta jodida realidad nos aplaste tenemos el escape de los libros. Bien se lo dice el hosco capitán a la mamá de Ofelia: “todo lo que hace esta niña es porque culpa de esas porquerías que le dejas leer”. Bendita sea esa madre.  

Ver Matamoscas, blog de Martín Franco. 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.