Nombre: Golpes del destino
Categorías: Drama, Basado en una novela, Deportes
Director: Clint Eastwood
País: Estados Unidos
Año: 2004

Golpes del destino (2004)

Todo o nada

Hay un problema con las películas de boxeadores, ese problema se llama Rocky. Ésa serie de películas dejó un tufillo a gastado en todo lo que vino después. Las películas de boxeadores, desde Rocky, siempre son las mismas: películas de entrenamiento que cuentan la historia de un hombre llevado a menos que a punta de fuerza, sacrificio y suerte, se convierte en un campeón mundial. Recuerdo haber disfrutado mucho viendo The greatest white hype precisamente porque no se adaptaba al molde, se burlaba de él para, de paso, hacer una crítica agria al negocio del boxeo. Así pues, con semejante lastre, es valiente que Clint Eastwood se haya animado a hacer Million dollar baby. Hacerla fue peligroso y salió bien librado. Creo que es la primera vez que estoy tan satisfecho con el resultado de unos premios Oscar: por fin le reconocieron a Kaufman su trabajo como guionista, le dieron su Oscar a Almenabar por Mar Adentro, le dieron premio a Drexler por mejor canción (lo que hará que mi amiga Mercedes nunca más lo vaya a poder ver a menos de 100 metros de distancia) y premiaron el trabajo de Freeman, Swank y Eastwood (como director).

La película cuenta la historia de la lucha de una no tan joven mujer del sur de Estados Unidos que quiere ser boxeadora. Hasta ahí, el molde cuadra perfecto, todo huele a fiasco. Sin embargo, a medida que la película transcurre y los personajes tejen la historia, uno nota que ésta es una película distinta, que ésta no va a ser una película sobre el triunfo, ni una de superación. Es una película sobre luchar y perder o ganar (o no saber) en donde cada personaje en su momento tendrá la oportunidad de probarse. Morgan Freeman narra la película desde la perspectiva de un boxeador hace años retirado que perdió su oportunidad y que en su vejez limpia un gimnasio de boxeo. El personaje de Eastwood emana nostalgia, Swank está viva y se rie mucho y uno se acuerda de esas risas alegres que luego se tornan tan trágicas en Boys don't cry. La historia está llena de pequeños tentáculos, hay un pasado que nunca apreciamos pero que perturba todo el transcurso de la narración y que conocemos poco a poco, nunca es del todo claro.

Million dollar baby es una película sobre el boxeo de la misma manera que The unforgiven es una película sobre vaqueros. A Eastwood le gusta jugar con esos contrastes, hacer una película en principio obvia para luego destapar una complejidad inadvertida que subyace bajo la trama tradicional. Golpes del destino es una mala elección para el título, me gusta más el original que tienta la confusión al proponer fanfarria y triunfo seco y pleno. Hay muchas maneras de ganar, hay muchas maneras de mirar lo hecho y decir que fue lo correcto. Hay muchas maneras de sentirse satisfecho. Esta película nos presenta un excelente collage que conjuga muchas de esas maneras y, más importante que éso, lo hace bien.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.