Nombre: Promesas del Este
Categorías: Drama, Acción, Suspenso, Política, Crimen
Director: David Cronenberg
País: Reino Unido
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *
Juliana González * * *

Promesas del Este (2007)

Promesas del Este

Lo que pienso ahora es que tal vez no la entendí. Y lo digo porque no coincido con la crítica que en general ha tildado de brillante esta última estrega del canadiense David Cronemberg, además de calificarla de "memorable, compleja, brutal" (Carlos Boyero: Diario El Mundo) y ponerla como una "lección de precisión... una de las películas más completas de la muy completa carrera del director" (Jordi Costa: Diario El País).

Y digo que no la entendí porque durante toda la proyección tuve la sensación de no saber qué era exactamente lo que me querían contar y salí del cine pensando que no era la historia, no, tampoco la técnica, mmm, ni los personajes... ni el ritmo...

No sé, no sé, tal vez las magníficas actuaciones del polifacético Vigo Mortensen, de Armin Mueller-Stahl y el brillo de Vicent Cassel (porque la de Watts es idéntica a otras varias, incluida 21 gramos) y el final abierto que libera del juicio entre buenos y malos que plantea el filme (seguramente sin proponérselo) podrían salvar la película, pero no, no me son suficientes.

Y en lo que tampoco logro estar de acuerdo con la crítica es en que no haya por parte del director un intento de justificar la actuación de todos sus personajes (Anna a perdido un bebé, Kirill es menospreciado por su padre, Nikolai es... (bueno, no se los puedo decir porque contaría buena parte de la intriga)) ni con eso de que la tensión y el clima de amenaza constante se mantenga durante toda la cinta. Yo en ningún momento sentí el suspense, ni que fueran a matar a ninguno de los protagonistas o secundarios. Desde todo punto de vista, me parecía en extremo obvio que no corrían peligro.

De lo que no puedo hablar aquí es de si esta película es la más completa de la carrera del director porque no conozco a fondo su filmografía, pero lo que sí puedo decir es que se hace evidente, después de pensarlo unos minutos, que lo que choca del filme no son aspectos de dirección sino más bien del entramado de un guión medio sentimental y cursi en algún punto (un beso fuera de lugar entre los protagonistas, por ejemplo), que, en mi opinión, no hace un buen juego con la crudeza de la violencia en primer plano y la sangre que Cronemberg pone una vez más como evidencia de su preocupación por la auténtica naturaleza humana constreñida por la maldad.

Tengo que destacar de la película, eso sí, sin duda, la estética extraordinaria de la escena en que Nikolai, desnudo, se enfrenta a dos asesinos, junto con la ambientación en el clima brumoso y húmedo de Londres que aporta muchísimo en cuanto a la atmósfera gélida y brumosa que el director intenta proponer. Incluso, destaco el tratamiento del personaje de Seymon, un aparente y bonachón propietario de restaurante que no deja ver al espectador, ni por un momento y tras la cálida sonrisa, su brutalidad de "patrón" de la mafia rusa.

Pero no sé, no sé, lo que pienso ahora es que tal vez no la entendí y me deja más perdida todavía esa frase del poster que pone "los pecados dejan marca" (¿tendrá que ver con los tatuajes?) Mmm, no sé, no sé. Siento decirlo pero sinceramente la película no me suscita ningún interés.

http://www.dizquierdaaderecha.blogspot.com

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.