Nombre: Dark Days
Categorías: Documental
Director: Marc Singer
Año: 2000

Otras reseñas para esta película

Lorenzo Morales * * *

Dark Days (2000)

Los vanidosos rascacielos de Manhattan han hecho de Nueva York la ciudad de las alturas. Sin embargo, si Broadway fuera un pliegue para desdoblar, nos sorprendería saber que Nueva York es a vece más honda que alta. 

Dark Days (Marc Singer, 2000) es un documental que retrata la vida cotidiana de un grupo de habitantes del Nueva York del subsuelo, esa ciudad que crece entre los tuneles oscuros de los trenes donde la puerta de la casa es una alcantarilla y el techo un edificios de cien pisos.

Los personajes son hombres y mujeres marginados de la opulencia de Madison Avenue y Soho, drogadictos por necesidad que las circunstancias de la vida y la elitización de Manhattan empujaron hacia otro lado- a unos hacia las afueras, a ellos hacia el fondo. En el Nueva York de los 70 y el beat hubieran sido poetas y músicos, junkies respetables del West Village. En el Nueva York del 2000 son la cara impresentable y sucia de la ciudad más rica del mundo.

Singer -quien se trasteó a vivir durante  seis meses con ellos- logra atrapar en su cámara la vida cotidiana de este grupo de amigos que construyeron una vida (y un barrio) en las entrañas de Nueva York. Más que un lente escandalizante de una aparecido, la convivencia de Singer con ellos permite revelar la intimidad cotidiana y la dignidad con la que llevan su vida subterránea.

Sus casas son cambuches de tabla y desechos, pero no falta la paciencia para pintar de blanco las paredes. Uno de ellos barre con un rastrillo la basura junto a su casa, pero debajo sólo se ve más basura. No importa. Pese a su precariedad, cada cual cuida lo suyo al punto que con sartenes y pita otro de ellos crea un sistema de alarma. Quieren a sus perros y sus gatos y como buenos vecinos se hacen visita y se dan la mano. En las mañanas (si las hay en un hueco), se bañan con el agua que cae por las filtraciones de las tuberías, se afeitan con una maquina de pilas y discuten sobre el futuro. Si todo fuera mentira, podría ser la versión lúgubre y tierna de la serie de televisión “Friends”, después de un apocalipsis atómico.

Pero todo cambia el día que Amtrack, la empresa nacional de trenes y propietaria del túnel en el que viven, les notifica que tendrán que ser desalojados.

La cinta en blanco y negro es la mejor opción para un documental de bajo presupuesto y para un director y un equipo (los mismos protagonistas) totalmente primíparos (Singer jamás había rodado un película, ni soñado con hacerlo). Además termina siendo la mejor manera de rodar en un mundo donde la única fuente de luz son bombillos alimentados por cables piratas. Las sombras duras y los blancos brillantes recuerdan las películas del expresionismo alemán, pero también usos más recientes del blanco y negro en dos excelentes películas como Following (1998) y el falso documental Man bites dog (1992).

Las imágenes son suficientemente fuertes y honestas como para no necesitar de gatillos emocionales con la música. El paso de los trenes y sus pitos de vapor son la verdadera banda sonora de la historia. La poca música fue hecha por DJ Shadow (Josh Davis), y si estuviera en disco ya la habría comprado. Excelente.

Además de varios premios, Dark Days ganó el premio de la audiencia, el cinematográfico y el de libertad de expresión en Sundance en 2000. El DVD no trae subtítulos en español.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.