Nombre: Duro de matar 4.0
Categorías: Acción, Comedia, Ciencia Ficción, Policiaca, Artes marciales, Guerra
Director: Len Wiseman
País: Estados Unidos
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno * * * *
Pablo Muñoz * * *

Duro de matar 4.0 (2007)

El último héroe de acción

John McClane no es un veterano del Vietnam, ni un agente hipnotizado, ni un espía hiperentrenado. John McClane no sabe artes marciales y le tiene miedo a volar. A John McClane se le acaban las balas. John McClane es un agente de policía con un divorcio a cuestas y dos hijos que no lo soportan. Un hombre con mala suerte, en realidad. Todos dicen que es duro, que es invencible, que la fortuna está de su lado, ¿pero qué tiene John McClane además de esas anécdotas enloquecidas de los días cuando tuvo que hacer lo que tenía que hacer y el cargo de conciencia por la muerte de Dios sabe cuántos terroristas? ¿Qué le queda a John McClane tras salvar un edificio de unos terroristas alemanes, un aeropuerto de una partida de locos, una ciudad de un megalómano vengativo y sexy, y un país de un geek resentido? John McClane se sube a una ambulancia con una manta en la espalda y la cara reventada y luego alguien le dice que muy bien, Atta Boy, le da un par de palmaditas en la espalda y le pregunta que si cuándo se reincorpora a la fuerza para seguir patrullando y ganando una miseria. Y John sigue, porque eso es lo que le corresponde. Eso es John: Un tipo trabajador. Y luego un día entra a un Burger King a las 11:30 pm a comprarse una double whooper porque tiene hambre, porque no tiene ganas de cocinar, y termina involucrado en un asalto a mano armada. Le meten dos tiros por la nuca en la confusión. No alcanza a reaccionar. Queda sin cara. Holly dice en el funeral que John en el fondo era un buen hombre. Sus hijos lloran desconsoladamente. Samuel L. Jackson haciendo del doble de Malcom X dice unas palabras sobre el heroismo, sobre morir por una causa, pero todos saben que John McClane no tenía causa, ni sueños, ni esperanzas. Ya no. Esas cosas no eran para él. John sobrevivió a todo, y morirá por una estupidez. Shit happens.

Pero por suerte nada de eso ha ocurrido. Por suerte alguien se dio cuenta de que la franquicia Die Hard  (le dicen La jungla de cristal acá en España, por cierto. Así es: La jungla de cristal. Yo sé: What the fuck? No me repongo de ese golpe. No fui capaz de pedir boletas para La Jungla. No pude. Dije mejor "para la de la sala 10") todavía tenía jugo y Bruce Willis estaba mejor que nunca para encarnar a John. Todo es un poco inverosimil y hay actuaciones lamentables, pero el espíritu de la serie se mantiene intacto y John sigue vigente.  En esta ocasión la trama se desprende de un artículo de Wired. El país más poderoso del mundo es más vulnerable que nunca. Su dependencia en sistemas de información es su punto débil. Un grupo terrorista prepara un ataque digital a gran escala. John debe custodiar a uno de los sospechosos. Un programador. Eso es todo. Así se involucra. El resto ocurre como es de esperarse: John roba un radio, se burla del terrorista, el terrorista secuestra a su hija, John y el hacker son asesorados por Kevin Smith alias Jerry alias Warlock haciendo un papel divertidísimo. John sabe qué tiene que hacer: «Voy por mi hija y los mato, o los mato y luego voy por mi hija.» Así de sencillo y efectivo es su plan. Hay persecuciones y stunts. Hay balas, golpes y arrastre bajo sobre vidrios rotos. Hay aviones de despegue vertical como en Mentiras Verdaderas. Hay asiática con artes marciales y franceses haciendo parkour («Fucking hamster», dice John mientras el french salta y salta de lo lindo). Todo sale como es de esperarse porque es John, o porque el cine es así. Todos los malos se mueren. Los héroes sobreviven. John con su manta, la ambulancia, los créditos. Nadie sale de la sala decepcionado: Es justo lo que veníamos a ver. Da gusto.

Si hacen otra de estas en dos años, no me pongo bravo.

Extra: Grabación en la sala de juntas de ejecutivos de FOX. Exclusiva para HermanoCerdo, por Daniel Espartaco Sánchez. 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.