Nombre: The hottest state
Categorías: Drama, Romance, Musical
Director: Ethan Hawke
País: Estados Unidos
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Rodrigo Campos * * ½

The hottest state (2006)

The Hottest State cuenta la historia de William (Mark Webber), quien vive en Nueva York tratando de hacer despegar su carrera de actor, y Sara (Catalina Sandino Moreno), una cantante con ascendencia latina que llegó a la ciudad a jugarse la suerte.

El guión, adaptado por Ethan Hawke de su novela semi-autobiográfica, genera una película que es a veces lenta, a veces repetitiva, como un adolescente contando una historia que él encuentra muy importante y a los demás no nos interesa tanto.

En los primeros minutos William resume la trama: es la historia de cómo Sara y él se enamoran –a pesar de su torpeza en el trato con las mujeres- y de cómo ella le rompe el corazón.

William es muy joven para saber que nadie entiende muy bien por qué se enamora, ni por qué se desenamora. Su actitud frente a Sara es creíble sólo en la medida en que su búsqueda de razones para el desamor es terca y aburrida.

Y como no es capaz aún de asumir sus culpas, se inventa un viaje a Texas (conocido como ‘el estado más caliente’ de la Unión) para reclamarle a su papá (Ethan Hawke) la falta de amor con la que creció.

Sara se aleja del patetismo de William, pero no escapa de los problemas familiares: su mamá (Sonia Braga) es sobreprotectora y obsesiva con su hija, a quien trata de recordarle con frecuencia que sacrificó su vida por sacarla adelante.

Y también tormenta a Sara una relación dependiente con un novio, que la hizo tomar malas decisiones. Entonces, a pesar de estar aparentemente enamorada de William, no quiere acostarse con él porque tiene miedo de enamorarse y volver a perder su norte.

Sin embargo el amor los lleva de viaje juntos y eso indefectiblemente termina en sexo. Mucho sexo. Las escenas son explícitas, aunque ojalá la desnudez de Sandino Moreno no sea explotada para que vaya mucha gente a ver la película. Los desnudos son pocos, y el sexo es bueno, natural y necesario para la trama.

Sandino dijo en una desafortunada entrevista que le costó trabajo tomar la decisión de quitarse la ropa frente a la cámara. Pero en la actuación no se le nota la dificultad. Se quita la ropa con miedo, sí, pero con el miedo de Sara, y también con las ganas de Sara se disfruta su cuerpo y el de William.

Esos días que pasan en México (donde el jóven actor debe grabar una película dirigida por Alfonso Cuarón, en alusión a la actuación de Hawke en Grandes Esperanzas) son la mejor parte de la cinta. Es como si William se volviera un personaje digno de ser tenido en cuenta sólo cuando está callado.

Y la pareja entra en uno de esos escasos y felices momentos en que la vida se pone en pausa para dedicarse por entero al amor, al sexo, a descubrirse a través del sudor del otro y que terminan, muchas veces, con un corazón roto y otro escondido.

Sara esconde, pues, el suyo y el corazón roto de William se lleva el peso del resto del filme, que se vuelve entonces aburrido.

La desesperación de William por traer a Sara de vuelta se torna monótona y hay varias escenas muy largas. Pero gracias a unas pocas líneas precisas e inteligentes de Jesse (Laura Linney), la madre de William, la historia sigue su curso.

Y juega a favor de la película el encanto de Nueva York, que le sirve de escenario. Hawke pasea su cámara por lugares reconocidos cinematográficamente como el interior del mítico Chelsea Hotel, y otros que empiezan a tomar fuerza como referentes de la ciudad como Williamsburg, un barrio de Brooklyn donde hasta hace unos años vivían en su mayoría artistas.

La película se salva un poco por este escenario, por la actuación en un par de escenas y por la banda sonora que incluye a Cat Power, Feist, Norah Jones y Willie Nelson. (La voz cantante de Sandino Moreno es Rosario Ortega, ‘Rocha’, la hija menor de Palito.)

Pero al drama principal, el del corazón roto de un joven de 20 años, le falta carácter para poder mantener la tensión durante las dos horas de película.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.