Nombre: El nuevo mundo
Categorías: Drama, Basado en hechos reales, Guerra, Histórica, De época
Director: Terrence Malick
País: Estados Unidos
Año: 2005

Otras reseñas para esta película

Margarita Cuellar Barona * * * *

El nuevo mundo (2005)

El mundo según Malick

El Nuevo Mundo, es la última película del director americano Terrence Malick. Basada en el desembarco inglés en las costas de Norte América en 1607, la película narra la historia de la formación del asentamiento de Jamestown y del encuentro entre los ingleses y los nativos que habitaban las tierras del estado de Virginia, el entonces territorio de Tenakomakah. Este encuentro ocupa un lugar muy especial dentro del imaginario americano gracias a la leyenda del romance entre John Smith, uno de los capitanes de la expedición inglesa, y la princesa indígena Pocahontas.

Recrear un tema histórico siempre genera controversia alrededor de la fidelidad, el distanciamiento, o la objetividad que el autor guarda sobre los hechos. La representación de cualquier tema relacionado con la conquista de América es infinitamente más complicado pues 514 años después nuestros países aún siguen celebrando el “descubrimiento” de estas tierras sin considerar el dolor y el exterminio de los pueblos indígenas que las habitaban. Gran parte de la crítica que se le hace a la última película de Malick es precisamente la de ser participe de ese blanqueamiento histórico. Sin embargo, a pesar de ser conscientes de los peligros de caer en las trampas de esta negación histórica, es imposible no dejarse seducir por la belleza de El nuevo mundo, la cuarta película de Malick en 30 años.

La película se abre con la llegada de los ingleses al territorio americano acompañados por los sonidos del preludio El oro del Rin (Das Rheingold) la primera de las cuatro óperas de Wagner que componen El anillo de los nibelungos. Las imágenes de los soldados ingleses en su descenso son contrapuestas con las de los nativos americanos quienes los observan a prudente distancia. La manera en la que Malick captura el contraste entre los soldados y la nueva naturaleza que los rodea nos hacen recordar a Werner Herzog en sus exploraciones cinematográficas en medio de la selva amazónica. Malick logra crear una atmósfera de ensoñación a través de la música, los ángulos con los que la cámara captura las imágenes y los colores de la naturaleza. La misma ensoñación con la que el director captura la historia de amor entre Smith y Pocahontas, y la misma ensoñación que se va rompiendo poco a poco a medida que se empiezan a disparar las primeras armas de fuego.

La leyenda de Pocahontas es el recurso que Malick utiliza para narrar la historia del encuentro entre dos culturas. Las relaciones interraciales y las diferencias entre ambos mundos son exploradas a través de los lazos afectivos que se crean entre Pocahontas (Q’Orianka Kilcher), John Smith (Colin Farrell), y John Rolfe (Christian Bale). La película esta narrada a tres voces; la de Smith, Pocahontas y Rolfe respectivamente, quienes se turnan la voz narrativa y nos sirven de guía a la sinfonía de imágenes compuestas por el director. Sin embargo, a pesar de que las voces sirven de hilos conductores a la narración, los instantes en que los personajes entablan diálogos directos entre ellos son bastante escasos. Malick se comunica a través de sus imágenes y lo que no se dice tiene aun mas valor que lo que se enuncia con palabras.

En el cine de Malick, las imágenes no son un complemento a la narración sino que son la narración misma. Las imágenes del bosque, de los ríos, de los pájaros en formación, y las de los jardines ingleses, son tan importantes para la historia como las voces narrativas. Malick es un maestro en el arte de hacer cine, de comunicar por medio de imágenes al estilo de los grandes directores del cine mudo como Murnau y Epstein.

El nuevo mundo no es una película para todos los gustos. La crítica esta divida: hay quienes la han detestado, sea por su tema histórico o por el tratamiento que Malick le da; y por otro lado hay quienes la consideran una pieza absolutamente exquisita. Dejarse seducir por las imágenes que se conjugan al ritmo de Wagner y rendirse ante su sensibilidad como cineasta, es talvez la mejor manera de disfrutar el cine de éste enigmático director norteamericano. Malick espero 20 años antes de volver a grabar una película luego de Días del Cielo y entre La delgada línea roja y El nuevo mundo han pasado ya mas de siete años. Lo cierto es que la oportunidad de disfrutar el cine de Terrence Malick en la pantalla gigante no se debe desperdiciar ya que no se da con mucha frecuencia.

 

Escrita y dirigida por: Terrence Malick; director de fotografia: Emmanuel Lubezki; editor: Richard Chew, Hank Corwin, Saar Klein y Mark Yoshikawa; musica: James Horner; productor: Sarah Green

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.