Nombre: Ratatouille
Categorías: Animación
Director: Brad Bird
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *
Javier Moreno * * * *
Pablo Muñoz * * * *

Ratatouille (2007)

An american dream... à la française.

Parecía no haber más plazas disponibles. A todas las especies animales se les había creado un super ejemplar regordete, sonriente, tierno, y valiente —o malgeniado y torpe según el caso. Los ratones, abejas, hienas, patos, perros, leones, cangrejos, peces, payasos... quiero decir peces payaso ya habían protagonizado el blockbuster de su respectivo verano. Pero faltaban las ratas, nuestras archienemigas, la única especie que a mediano plazo puede hacer tambalear la supremacía evolutiva que a pulso nos hemos ganado nosotros los humanos..

Algo me dice que el lector ya sabe de qué se trata la película. Mi olfato me induce a pensar que si alguien ha puesto un pie en una sala de cine durante los últimos doce meses, es imposible que no haya visto los cortos de Ratatouille. Pero mi instinto también me permite concluir que nadie se va a morir si digo que la peli trata sobre un joven rata que no se harta de atar sueños culinarios, lucha por ellos, y termina siendo chef ejecutivo del restaurante del gran Gusteau. (Gracias a nuestros servicios de inteligencia, hemos logrado identificar dicho lugar como La Tour d’argent, el de la última cena de Diana Frances Spencer, cima culinaria que ha perdido dos estrellas Michelin en menos de diez años, pero que en su momento ganó un sumiller de 21 años, inglés por si fuera poco: a ese ritmo no va terminar en bistró sino en pub).

Como era de esperarse, la película es técnicamente impecable, una característica que se ha convertido en una condición de posibilidad de las pelis de animación, y ya no el gancho infalible que representó durante los primeros años del matrimonio entre la informática y el cine. En efecto, entre Ratatouille y La familia del futuro (a la que tan mal le fue) no se ha cambiado de herramienta sino que se ha usado la misma para fines más... artísticos.

Salvar el mundo puede ser loable, y la perseverancia, el valor, la amistad, el arrojo, la familia, el optimismo, la sinceridad y el sentido de la justicia no faltan en el menú (no sobra recordar que estamos viendo una película pensada principalmente para los niños en el sentido Disney, que es la distribuidora de la película). No obstante, hacer de nuestra chula Tierra un lugar más intenso creando nuevas maneras de sentir su complejidad (el objetivo de nuestra rata sentimental cocinera) es de una nobleza desconocida en este tipo de películas, en las que los personajes suelen estar obsesionados por cuestiones de orden práctico, como encontrar o a alguien.

Sólo le pido a las fuerzas que dominan la historia que cometan un milagro impidiendo el desembarco de Ratatouille 2. Las generaciones venideras necesitan soñar, y no que las ceben con subproductos que vaporicen una buena idea vampirizándola.

Nota : No puedo dejar de pensar que Anton Ego, el crítico que destruye reputaciones pero que también puede reconocer the real thing, es André Bretón, por egocéntrico, y por ANdré breTON. ¿Qué te parece mi conclusión, Scully?

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.