Nombre: El colombian dream
Categorías: Drama, Comedia, Cine colombiano
Director: Felipe Aljure
País: Colombia
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Mauricio Reina * * * ½
Álvaro Velez (Truchafrita) *

El colombian dream (2006)

Una pesadilla colombiana

Llevar a tu novia del centro de la ciudad a la sala de cine: $2.000 en bus; pagar las dos boletas de cine: $12.000; comprar crispetas y gaseosa para ver la película: $7.000 (qué robo, no vuelvo a comprar crispetas); comprobar que el cine colombiano sigue muy mal no tiene precio, para todo lo demás existe... Pues sí, reincidente soy y como aún tengo esperanzas de que en el llamado boom del cine colombiano aparezca algo verdaderamente relevante sigo visitando ingenuamente las salas de cine y recibiendo bofetada tras bofetada de producciones malas, perversas. Mi esperanza se vio bastante minada cuando, hace unos meses fui a ver El Colombian Dream (Felipe Aljure, 2006), un film bastante esperado por un amplio público que disfrutó de su opera prima La gente de La Universal (1991), pero El Colombian Dream resultó ser un film en donde casi nada es rescatable, donde se apela a las fórmulas más básicas (como por ejemplo, "los colombianos somos...". Somos qué, no somos ni mierda, digo yo), en donde los personajes no son creíbles (matan un montón de gente y a mí, como espectador, me importó un reverendo huevo porque Aljure no se ocupó de crearle una personalidad fuerte, definida, a cada personaje), así los personajes son sólo fichas dentro de una trama que, por cierto, también tiene un montón de carencias, desde los diálogos hechos de nada, que no dicen nada (con hijueputadas, y vulgaridades por el estilo, que nunca dirán nada por sí solas), hasta situaciones que nadie se cree: unas pastillas de los colores de la bandera colombiana, un bar todo aburrido llamado Colombian Dream, tres culicagados que son protagonizados por unos actorcitos que parecen haciendo un seriado de TV de domingo por la mañana, el malo es un bobo, el bueno es un bobo y el bobo (el actor negro que hace de bobo) es lo peor que le pudo pasar a esa película, además de la eterna y molesta voz en off de un superfluo niño abortado (¿De dónde sacaron ese personaje tan absurdo, qué pinta ese niño abortado ahí?). En definitiva, El Colombian Dream es un pésimo intento de Aljure, un intento de crear un universo cerrado entendible solamente en la película que, si bien es posible este tipo de artilugios, Aljure no logra cerrar completamente y su película se va por el desbarrancadero por donde se han ido, por lo menos, las últimas veinte cintas colombianas (con honrosas excepciones, como Sumas y Restas, de Víctor Gaviria). El Colombian Dream es un burdo remedo de la creación y recreación de universos que logra un poco mejor el amigo de todos Emir Kusturica (a mí no me gusta Kusturica pero es mil veces mejor que la segunda cinta de Aljure): un supuesto caos narrativo, diálogos vomitones y estridentes, situaciones absurdas que se combinan con hiperrealismos, una banda sonora también estridente y bulliciosa, un coro de actores con personalidades que van de lo ridículo a lo circense y todo pasado por un manejo de cámaras ricas en lentes y en lugares insólitos (Aljure ya había hecho esto en La gente de La Universal, pero en El Colombian Dream exagera hasta el cansancio, hasta el hartazgo) además de una fotografía llena de colores vivos y contrastantes (en El Colombian Dream no hay colores, hay colorinches, una paleta asquerosa y una fotografía basada en luces rojas, azules, verdes, amarillas… para dar la sensación de que estamos "in tropical country, mister, aquí todo es bacanería. Porque no olvide que los colombianos somos los únicos que..." ¿Será realismo mágico? ¿Otra vez? ¿En eso cae El Colombian Dream?). Esperemos entonces que Felipe Aljure recapacite, no exagere más, se rodee de un buen equipo y de buenos actores (en cuestión actoral, en Colombia, pesa más el star system de la TV Nacional que el verdadero talento interpretativo, todavía faltan muchos actores para cine, el problema es que aquí no hay industria y casi todos los actores salen de la TV), que piense y repiense sus guiones y que nos de, que más quisiera yo, un tercer film de su autoría digno de una boleta de cine.

Publicado orignalmente en El diario de Truchafrita (Diciembre 2006)

Comentarios

12/12/2010:

Ha pasado tiempo, pero esta semana he vuelto a ver esta película y me he divertido mucho. Me da lastima que gente que cree que sabe de cine destruya de esta manera. Parce, que boleta de reseña. Es una lastima que no sea haya divertido, no sé que espera del cine, ni sé que tan atento esta a su alrededor....

marcar como spam
24/08/2011:

Acabo de verla, y me pareció genial, divertida, interesante, me gusto mucho esta idea del niño sin cuerpo como narrador omnipresente, el concepto de los muertos en colombia, la rapiña del narco y los adoradores de la "plata". Es buen filme, sólo que requiere de tiempo para verla y disfrutarla como espectador agradecido. Yo no sé porque los mal llamados "críticos" de cine son tán mamomes, le buscan mierda a todo. La crítica debiera reducirse a simplemente: Me gusta o No me gusta, el resto es paja, y las comparaciones no guardan una proporción justa, son innecesarias.

marcar como spam

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.