Nombre: La ciencia del sueño
Categorías: Comedia, Ciencia Ficción, Animación, Fantasía, Comedia romántica, Romance, Comedia dramática
Director: Michel Gondry
País: Francia
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Juan Carlos Gonzalez Arroyave * *

La ciencia del sueño (2006)

Insomnia

¿Saben cual es la diferencia entre La ciencia del sueño y Eterno resplandor de una mente sin recuerdos? Aunque ambas películas comparten el mismo director, el francés Michel Gondry, Eterno resplandor cuenta con un guión de Charlie Kaufman y eso marca claramente la diferencia. Y lo hace porqué lo que le hace falta a La ciencia del sueño es una brújula que le de orientación y peso a las ideas dispersas –algunas muy inteligentes, otras apenas discretas- que Gondry metió a empellones en el guión que él mismo escribió en esta ocasión.

El resultado por ende es disparejo: un filme con una apariencia artesanal que es tan estudiada como interesante, aunada a una narración que se permite demasiadas libertades y que no deja que se desarrolle con más vigor la curiosa historia de amor entre Stéphane (Gael García Bernal) y Stéphanie (Charlotte Gainsbourg), que en últimas justifica el relato que estamos viendo.

Es innegable que la reconocida  trayectoria de Gondry como director de video-clips juega a su favor en la construcción de la textura infantil y desenfadada de las secuencias oníricas de esta película, cercanas a la fábula, al cuento de hadas moderno, pero por estar engolosinado en ellas olvidó darles motivación y vida a los personajes, que lucen siempre distantes y ajenos al público, cuando no absolutamente caricaturizados.

Representar sueños en el cine no es fácil- recuerden a Hitchcock contratando a Salvador Dalí para que les diera vida en Spellbound- pues en ocasiones se pierde el referente entre lo real y lo fantasioso, confundiendo al espectador. Es posible que en  La ciencia del sueño, Gondry haya buscado a propósito vulnerar esa resbalosa frontera, dándole aroma intelectual y sensible a un relato frío y pretencioso, en el que brillan únicamente chispazos de lo genial que pudo haber sido, si hubiera contado con un guión más sólido y menos autocomplaciente. Es una lástima, porque talento es lo que le sobra a este realizador.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.