Nombre: Las trillizas de Belleville
Categorías: Drama, Acción, Comedia, Animación, Suspenso, Aventura, Documental, Fantasía, Basado en hechos reales, Misterio, Comedia dramática
Director: Sylvain Chomet
Año: 2003

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno * * * *

Las trillizas de Belleville (2003)

Las palabras innecesarias.

Si usted quiere disfrutar esta pelí­cula plenamente, detenga su lectura justo aquí­. Si, por el contrario, le interesa formarse un juicio acerca de la misma sin necesidad de ir a verla, está en el lugar correcto. La reseña de cualquier pelí­cula podrí­a iniciarse con la misma frase. Sin embargo, con Les triplettes de Belleville esto es especialmente cierto y vale la pena recalcarlo al lector que, distraido, se deja llevar por el texto sin preveer el peligro que corre.

Si usted hubiera entrado al teatro tal y como entré yo, sin la más absoluta idea de a qué me enfrentaba, entonces probablemente hubiera disfrutado un par de cortos, se hubiera provocado de ver Elephant apenas la estrenen, e inocente se reclinarí­a en su silla a ver una pelí­cula más de dibujos animados, de esas que dan todos los dí­as. Al iniciarse la pelí­cula, por los primeros dos minutos, pensaría que está en lo correcto: Les triplettes de Belleville es, a primera vista, animación de calidad pero sin pretenciones. Los dibujos son sencillos y los trazos gruesos, algo de Dexter's Lab por aquí­, un poco de animación CG bien maquillada, algo de animación japonesa por allá. Nada que usted no haya visto antes. La sorpresa caerá de repente al notar, intrigado, que en esta película los personajes no van a hablar. Entonces sonreirá, la desinformación ha rendido frutos.

Una vez ahí, se lo aseguro, su atención se centrará en la historia y sólo hasta el final volverá a recordar que las palabras musitadas no importaron y que los gestos minimales de los personajes y las ví­vidas coreografías fueron suficientes para contarle la historia de Madame Souza y su epopeya en busca de su nieto, Champion, quien fué secuestrado durante la vuelta a Francia y transladado de manera ilegal en un barco a Belleville (ciudad sospechosamente parecida a una Nueva York sincerada con respecto a la obesidad de sus ciudadanos) para ser puesto a disposición de la peligrosa mafia francesa, que necesita ciclistas para ejecutar un misterioso y claramente maligno plan. Durante su aventura, Madame Souza estará acompañada de su fiel y gordo sabueso y recibirá la oportuna ayuda del famoso y excentrico trio de Belleville, compuesto por tres musicales abuelas septagenarias comedoras de ranas, y otrora sofisticadas divas del show business, que se unirán sin chistar al rescate.

La música sufre una evolución progresiva que vale la pena mencionar. Al inicio es un componente más del juego visual, pero a medida que esta se desarrolla, va ganando más y más importancia llegando a su climax durante el encuentro de Madame Souza y el trio que le da el nombre a la película. La música es linda. Salí­ de la pelí­cula silbando las tonadas. Algo tení­a que tener la música para que yo terminara en esas.

Me queda la duda de si la pelí­cula puede ser apreciada por niños. Siento que, desafortunadamente, el humor que maneja en general es más bien para público adulto. Es una lástima, porque los personajes son maravillosos y estoy seguro que, con una historia más apropiada, calar­án profundo en la imaginación de muchos. Por otro lado, debo reconocer que disfruto mucho encontrar de cuando en cuando películas de animación inteligentes en las que se siente un claro interés por enfocarse en una franja un poco mayor.

Les triplettes de Belleville
es alucinante y sorpresiva, llena de un fino buen humor. Al salir de la pelicula silbará y sonreirá sin siquiera notarlo, flores nacerán en su balcón así sea invierno y usted no tenga balcón, con seguridad intentará infructuosamente explicar esa sensación de calma, de alegría, pero no encontrará palabras... Quizás porque, tal y como en la pelí­cula, no son necesarias.

Al leer esta reseña ha cometido usted un craso error. Debió ir al teatro en cambio. Para la próxima vez, pienselo mejor.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.