Nombre: Bluff
Categorías: Comedia, Erótico, Policiaca, Crimen
Director: Felipe Martínez
País: Colombia
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Alexander Amezquita Pizo * * * *

Bluff (2007)

Rescatar el lenguaje de la cotidianidad a través de diálogos bien diseñados, sin abusar de las vulgaridades que nos tiene acostumbrado el cine criollo, es uno de los puntos que me acerca a esta película. 

Hecha con un humor bastante poco referido en el cine colombiano (Colombian Dream) y sin historias sensibleras de narcotraficantes, diferencias sociales, corrupción, política y, a la vez, con estos ingredientes subliminales, intrínsecos en la narración. Bluff se convierte en un punto de referencia para cuando tengamos que hablar del cine colombiano, aquí o en cualquier lugar del mundo. Sobre todo porque se diferencia de cualquier otra película que se haya realizado en nuestro país. Y no porque esta sea la mejor, ¡NO! Es porque es diferente, y lo que no se parece a nada que se haya hecho importa más por su contribución que por las comparaciones. 

Con un reparto que sabe cómo interpretar sus personajes, una banda sonora que encadena la historia sin presiones y un guión con una historia sencilla, sin pretensiones grandilocuentes, tan simple como las anécdotas que contamos a nuestros amigos, con la certeza de que ellos sí nos creerán, a pesar de lo inverosímil del cuento, Bluff se convierte con el paso de los primeros segundos en una liviana sonrisa, mezcla de satisfacción y humor. 

Este producto se acerca a un cine más fresco, sin tantas posturas eruditas que acompaña al cine en nuestro país desde sus inicios y que  ante la sencillez logra contar que en esta vida no todos son buenos o malos. Podemos ser un poco de aquí, otro poquito de allá, y así vamos condimentando nuestras vidas. Mintiendo. Engañando. Amando. De la misma forma como lo hace Nicolito: tipo chévere, profesional, que se aprovecha de su posición y su pinta para tirarse a todas las modelos que retrata. Y es él el personaje principal. El protagonista de esta historia que nos conduce a otros personajes tan sucios, bellos, amados y odiados como él. Un tipo que se hace amigo del espectador desde el comienzo, desde los primeros fotogramas, y que con su mirada de argentino arrepentido y el tono dulce de su voz, aún cuando repite casi cien veces hijueputa, te convence que lo sucedido puede pasarle a cualquiera, claro no tan bien interpretado, inteligente y hasta estúpido como él. 

Una historia que te hace reír desde el inicio y donde no es posible imaginarse qué sucederá, o te imaginas mil finales posibles o mejor esperas a ver qué sucede con la modelito que sueña con ser la mejor actriz, del mundo de las telenovelas, a la vez que estudia a Stanislavskij y su naturalismo espiritual. O qué sucede con Margarita, tan incrédula y fría. O mejor saber la suerte del calculador de Mallarino, con su garbo de dandi criollo que resulta igual de sucio, perverso y ruin como sus compañeros del relato. 

Realmente vale la pena gozarse esta película. Yo la disfruté. Reí. Y salí satisfecho del multiplex pensando por qué no se me ocurrió a mí.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.