Nombre: 300
Categorías: Drama, Acción, Animación, Basado en hechos reales, Guerra
Director:
País: Estados Unidos
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *
Javier Moreno * * * ½

300 (2007)

El héroe trágico sublimado.

300 es una película sincera y bastante humilde. Pese a tener como base un hecho histórico, su propósito es simplemente hacer una adaptación rigurosa de la novela gráfica de Frank Miller inspirada en la anécdota clásica. Así, comentar los errores históricos en los que pudieron haber caido sería como escandalizarse porque la rana René hable, o porque Apocalypto no sea maya, o porque John McClane sea tan duro de matar.

La historia de los 300 espartanos es, tal vez, uno de los primeros ejemplos registrados de manejo mediático de conflictos bélicos que luego Richard Nixon y George W. Bush llevarían a una nueva dimensión. Los espartanos, incapaces de contener el embate de los persas sobre las termópilas, convierten la derrota de Leonidas y sus hombres en un objeto de inspiracion y motivacion para batallas posteriores. Así, el tono maniqueo y apologético de la historia es esencial. Pretender "ser justos" con los Persas no tenía ningún sentido (la corrección política y la leyenda no son compatibles).  Para efectos prácticos, los Persas comandados por Xerxes debían ser tan monstruosos y crueles como era posible, así como los espartanos debían ser ejemplo paradigmático de bravura y compromiso, la sublimación última del héroe.

300 se concentra en la batalla, y no escatima esfuerzos para espectacularizarla y fabularla, como debe ser. La fotografía me recuerda la de los videos promocionales de juegos para Playstation. Se siente como si hubieran hecho una película de dibujos animados hiperealistas usando actores reales. Lo que nos ofrece 300 es una película de guerra a lanza, escudo y espada, no más, y en ese propósito logra una puesta en escena sabrosa, con mucha sangre, mucho músculo, mucho efecto especial generado por computador, buen nine-inch nails y buena cámara lenta destazante. Un poco como en esos finales de Wrestlemania en los que todos los luchadores terminaban metidos en el ring reventándose de lo lindo. Las actuaciones y parlamentos, por tanto, son irrelevantes -puras sumas de poses y clichés- y la película debe interesarnos, si algo, por las luces, por las degolladas, por los elefantes, por las formaciones de combate, porque la violencia injustificada en cine es divertida y yo diría que hasta sana. Para reflexiones morales sobre el absurdo de la guerra, en caso de que eso sea lo que esté buscando, recomiendo ver Apocalypse Now (la edición clásica, no la redux, que es interminable) o leer la excelente Slaughterhouse-Five, de mi siempre admirado Kurt Vonnegut.

Reseñas de comic-geeks:

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.