Nombre: La mala educación
Categorías: Drama
Director: Pedro Almodóvar
Año: 2004

Otras reseñas para esta película

Diego Guerra * * * ½

La mala educación (2004)

La mala educación de Pedro Almodovar

Todavía recuerdo cuándo Almódóvar no recibió el Oscar a mejor película extranjera por "Mujeres al borde de un ataque de nervios", que no sólo era mejor, sino infinitamente más divertida que la ganadora de ese año, "Pelle el conquistador", del tedioso Bill August.

No obstante, las siguientes películas del director manchego, cada vez más exitosas y comerciales, lo llevaron finalmente a obtener la preciada, y cursi, estatuilla dorada con "Todo sobre mi madre", excelente film sin duda, que exudaba una madurez que hacía falta en esas divertidas "Qué hecho yo para merecer esto?" o "La ley del deseo", pero que adolescía de la falta de fuerza, y de frescura, de esas primeras películas, que con escaso presupuesto y rodadas cuando el "destape español" aun estaba vigente le dieron un lugar en la historia del cine a Almódovar, en la época en que la Academia de Hollywood aun no lo respetaba como ahora. Luego este realizador arremetería con "Hable con ella", una película perfecta, conmovedora y original (más que "Todo sobre mi madre"), pero entre ambas uno lograba sentir que el director se había vuelto demasiado serio, demasiado adulto. En "La mala educación", Almódovar retoma sus viejas obsesiones, el amor apasionado e irracional, el cine visto dentro del cine, la falsa autobiografía, y la seducción animal, pero con la madurez y la precisión de un maestro absoluto y genial. Imperfecta, ambiciosa y desaforada, La mala educación es, sin duda, su mayor obra hasta la fecha, y todo nos haria suponer que va a seguir produciendo más y más películas del mismo calibre, hechas con la misma pasión que uno de sus protagonistas, el también cineasta Enrique Godet, pone en sus producciones.

Luego de muchos años, Ignacio reaparece en la vida de Enrique, pero Ignacio no es el mismo, Enrique lo presiente. El uno fue el primer amor del otro, en el colegio de curas donde ambos estudiaron, el padre Manolo, un cura pedófilo se interpuso entre ambos y truncó la historia. Ahora Enrique es un director de cine, Ignacio es un actor en busca de trabajo que ha escrito un relato, "La visita", que retoma aquel primer amor del colegio y tergiversa los destinos de sus protagonistas. Enrique, encantado con el relato, decide llevarlo al cine, con Ignacio como actor, pero al ponerse en escena la película, y reaparecer el ahora ex cura tales, Enrique descubrirá que la realidad puede ser más compleja y torcida que todas las ficciones.

Las obsesiones de Almodovar son tan fuertes que se las arregla para seguir trabajando los mismos personajes con diferentes actores, Gael García es hoy lo que Antonio Banderas fue hace 10 años en "Átame", Fele Martínez (el de "Tesis") logra parecerse físicamente incluso al Eusebio Poncela de "La ley del deseo". Pero esta película es más ambiciosa que aquellas, porque es que en la Mala educación conviven varias historias, algunas dentro de otras, y otras deformaciones de las primeras, falsos flashbacks en los que el director además cambia el formato de la película, logrando la película dentro de la película que hacía Lynch en Mullholand Drive; la representación de un moderno Proteo que hacía Will Smith en "Seis grados de separación" (el único personaje memorable del príncipe del rap); la tragedia infantil de "Au revoir les enfants", o la sordidez del director de cine de "God and Mosters", en una misma trama que tiene simultáneamente elementos de thriller, historia de amor desesperada y elegante metáfora de la creación artística.

Publicado originalmente en 68 revoluciones 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.