Nombre: Diamante de sangre
Categorías: Drama, Acción, Política, Basado en hechos reales, Guerra, Crimen, Thriller
Director: Edward Zwick
País: Estados Unidos
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *

Diamante de sangre (2006)

Hollywood ha decidido salvar su alma y Leonardo DiCaprio es su abogado. Y lo mejor del caso es que parece salirse con la suya. Quienes hayan visto crecer a Leo compartirán mi desconcierto de ver al muchachito del Mickey Mouse Club convertido en un señor actor; y no hablo sólo de la barba.

El caso es sencillo. Un país del África ecuatorial está en guerra y la alternativa más sensata para un blanco parece ser largarse lo antes posible. Pero Danny Archer (DiCaprio), pese -o gracias- a su ario aspecto, no es un recién llegado ni mucho menos, sino un traficante de diamantes que conoce a fondo el continente negro, por haber pasado en él toda su vida. A quien se lo pregunte, Danny "el egoísta" le explica que ha nacido en Rhodesia, y no en Zambia o Zimbaue, lo cual equivale a una declaración de principios a favor del apartheid y del tráfico informal de diamantes (Cecil Rhodes, el "padre" de su patria, fue el fundador del grupo De Beers, explícitamente evocado en la peli mediante el cartel van Der Kaap). Un verdadero hijo de la chingada, con perdón de la chingada.

Y en la otra esquina... Solomon Vandy (Djimon Hounsou, nominado al Óscar al Mejor Actor Secundario), un pescador negro atrapado en las aceradas redes del día a día africano, pues una mañana como cualquier otra es capturado por el Frente Unido Revolucionario (alias RUF), y obligado a pescar diamantes encañonado y a kilómetros de su familia.

La troica de los protagonistas la completa la periodista Maddy Bowen (Jennifer Connelly), quien a medida que transcurre la película resulta ser más buena de lo que parece, y hablo en serio y no sólo del personaje: sin querer queriendo le he seguido la pista a la actriz, y puedo jurar que no se mereció el Óscar por Una mente maravillosa/brillante, por no hablar de sus papeles en La zona caliente, Réquiem por un sueño o Hulk. El caso es que en Blood Diamond es perfectamente creíble.

Pero, ¿por qué pienso que Hollywood -Leo a la cabeza- se ha salido con la suya?

En primer lugar porque se trata de una buena película. El guión es sólido, las actuaciones más que correctas (en realidad sobresalientes, todas), y el saber hacer de los celuloido-californianos más que patente.

 En segundo, porque se llevaron a cabo con seriedad las búsquedas relativas a la guerra en cuestión; si los conflictos de Liberia, Sudán y Ruanda han logrado trascender las fronteras africanas para avergonzarnos al resto de los humanos, el de Sierra Leona no había tenido la prensa suficiente, lo que equivale a decir que no existía. Tal vez me equivoque, pero me late que gracias a la peli el país y sus problemas han accedido a la polémica mundialización.

En tercer lugar, porque a diferencia de tantas otras películas llenas de buenas intenciones, Diamante de sangre no se limita a mostrar lo mal que anda el Tercer Mundo, sino que también pone de manifiesto los mecanismos subyacentes a semejante tragedia, sin olvidar advertirle a los espectadores -sobre todo en USA y Europa- que ellos son el último eslabón de la cadena.

Yo por mi parte me comprometo a no comprar más diamantes a menos que el vendedor me certifique que no provienen de zonas en conflicto...

(Esas piedras, por Shiva, ¿qué tienen que hasta el más honrado de los humanos está dispuesto a donar dos de sus tres hígados tan sólo para poder contemplarlas?)

Lo bueno: Los De Beers andan pagando una fortuna para sanear su goodwill, ergo se han visto afectados económicamente.

Lo malo: Las heridas que la película vuelva a abrir en un país que ya no está en guerra, pues Diamante de sangre evita hablar del cese al fuego. El sector turístico, en plena expansión, se verá sin duda afectado por la imagen proyectada por la cinta. Sin embargo, ese tipo de malentendido es mejor que el perdón y el olvido, ¿no cierto?

Lo feo: Según un chisme más bien creíble, la Warner recrea las actitudes que denuncia: las prótesis prometidas a los mutilados que participaron en la peli sólo habrían sido entregadas (después de varios meses de regateo) durante el estreno oficial.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.