Nombre: Hijos de los hombres
Categorías: Drama, Acción, Comedia, Ciencia Ficción, Terror, Suspenso, Política, Guerra, Basado en una novela
Director: Alfonso Cuarón
País: Reino Unido
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Rodrigo Campos * ½
Diego Guerra * * * *

Hijos de los hombres (2006)

Desde The Science of Sleep no iba a ver una película con tantas expectativas. Y -al igual que la de Michel Gondry- Children of Men, de Alfonso Cuarón, me desilusionó. La historia atrapa, y los primeros 10 minutos lo pegan a uno a la silla y le prometen náuseas y una ventana a un mundo futuro en el que nadie querría vivir.

2027: Nueva York, no es muy claro por qué, es un caos social y económico, así como lo son París, Tokio, Berlín, Buenos Aires, y casi cualquier ciudad de cualquier país. Pero Inglaterra se mantiene de pie. Los inmigrantes son el peor problema, la vigilancia estatal bordea con el totalitarismo.

Inglaterra tiene las fronteras selladas para proteger lo poco que queda de 'civilización'. Pero... ¿para qué? se preguntará un humano promedio. La raza humana está condenada al exterminio... la persona más joven sobre el planeta, "Baby Diego" como se le conoce en todo el mundo, tiene 18 años. Los humanos son incapaces de reproducirse.

Aunque nunca vi los cortos, puedo asegurar que son buenísimos. Pero los personajes, a pesar de Clive Owen, de Michael Caine y de Julianne Moore, no se desarrollan hasta el punto en el que realmente importe qué les está pasando. Nadie parece tener razones para hacer lo que está haciendo, excepto Kee (Claire-Hope Ashitey), cuya razón es genéticamente obvia. The Human Project, un grupo que es una especie de mito urbano (¿modelado en Greenpeace?) parece ser la única esperanza para repoblar la tierra. Aunque no sabemos, ni sabremos, por qué ni cómo.

El único momento realmente impactante desde el punto de vista visual es cuando Cuarón se acuerda de lo que sabe hacer y la cámara se mete casi dentro de Theodore Faron (Owen) mientras atraviesa un campo de batalla, en una escena que termina siendo mitad documental de guerra, mitad noticiero serio. Pero la sensación de los primeros 10 minutos, ese desconcierto emocionante, se convierte en desasosiego con el paso del tiempo, mientras uno espera que la película por fin empiece. Y se acaba.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.