Nombre: Kinsey, el científico del sexo
Categorías: Drama, Basado en hechos reales, Histórica, De época
Director: Bill Condon
País: Estados Unidos
Año: 2004

Otras reseñas para esta película

Alejandro Martin Maldonado * * * *

Kinsey, el científico del sexo (2004)

Entre la vida y la teoría

Esta película explotó en mi cabeza. No sólo me conmovieron todos los personajes, sino que me puso a pensar a mil todo el tiempo. Es impresionante la forma como consigue articular la cuestión teórica con la vivencia más profunda de todo lo que allí se trata.

Mi interés por Kinsey viene de hace unos años, en especial del tiempo que viví en España y pasé horas y conversaciones increíbles con una de las personas a quien más quiero el el mundo: Efigenio Amezúa. Él fue el primer sexólogo español y el mejor amigo de mi papá de sus tiempos del doctorado en Lovaina. No podía dejar de pensar en él al ver la biografía de ese personaje genial que se atrevió a ponerse a esculcar donde nadie se había metido. Es increíble cómo todavía (y quizás sea así por siempre) el sexo resulta un tema tan complicado y del cuál nos cuesta tanto hablar.

Los actores son geniales (Saasgard y Neeson) y ella es mi favorita: Laura Linney. Frente al científico que intenta estudiar los comportamientos sexuales de las personas como si fueran las hormigas a las que estaba acostumbrado a observar minuciosamente, está esa mujer de tremendo carácter que lo hace ver que cuando uno se acuesta con alguien algo extraño y profundo pasa allí en la mitad. Y Saasgard, haciendo de amante de los dos, me recuerda lo que Efigenio repetía una y otra vez: no se trata de “el sexo” sino de “los sexos”: y es que en eso consiste la escala que Kinsey estableció para mostrar como entre los dos polos (masculino y femenino) hay un océano en medio.

Es genial la manera como presentan todo el proceso de la investigación para escribir el "Reporte Kinsey", sobre todo el entrenamiento que le da a sus asistentes para encontrar el tono perfecto para hacer las entrevistas. Y es que no es fácil que la gente cuente lo que sucede, en realidad, en su vida sexual. Sin embargo, aunque todo lo necesiario para construir una biografía filmada esté en su lugar, lo mejor de la película es la manera cómo consiguen armar una ficción, en el mejor sentido del término, para elaborar de la manera más fina el más esquivo de los temas.

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.