Nombre: Casino Royale
Categorías: Drama, Acción, Comedia, Policiaca, Aventura, Artes marciales, Comedia romántica, Romance
Director: Martin Campbell
País: Reino Unido
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno
Pablo Muñoz * * *
Mauricio Reina * * * ½

Casino Royale (2006)

¡El absurdo bondiano está de vuelta!

Tal vez lo que más admiro de la serie de películas de James Bond es que hayan persistido en dar prioridad a un tono relativamente serio pese al absurdo general que constituyen las historias que narran. Siempre me he imaginado a Fleming como una especie de humorista inconsciente o un absurdista valiente. Espero que al menos se divirtiera escribiéndolas. Se lo merecía.

Uno, como espectador, se acostumbra a ese absurdo y no lo cuestiona. Es un absurdo esencial a la figura del agente 007 y sus aventuras. Cualquier digestión de sus historias conduce de inmediato a todo tipo de laberintos argumentativos que se rompen a la primera mirada produciendo nausea y vómitos. Así pues, uno no debe pensar cuando ve películas de Bond. Uno las saborea sin racionalizarlas, como cuando come helado de bocadillo y queso o jugo de aguacate con leche, y al final procura no ahondar en las dudas que -pese al esfuerzo por prevenirlas- despierta.

Todo lo anterior para decirles que, en esta reseña, me abstendré de mencionar las infinitas fallas argumentativas de Casino Royale. No vale la pena padecer el absurdo bondiano. O se disfruta o se ignora.

Vale la pena, eso sí, contradecir a todos esos que han dicho que Daniel Craig no es un buen James Bond. ¡Todo lo contrario! Craig está a la altura de sus predecesores y le imprime un estilo oscuro (y a la vez emocional) al personaje que le viene bien cuando uno intenta imaginar -yo sé que es dificil, pero vale la pena intentarlo- que ésta, cronológicamente hablando, corresponde a la primera historia de la larga serie, y James Bond, por tanto, no está completamente formado. Craig es, además, muchísimo más sexy que Pierce Brosnan.

Adicionalmente, Mikkelsen como Le Chiffre resulta un villano convincente y Eva Green (a quien venero religiosamente desde The Dreamers) será, estoy seguro, una chica Bond memorable. Es, sin lugar a dudas, mi favorita de las últimas quince. Como ningún casting es perfecto, John Cleese y su Q. no hacen parte de la historia, pero, por fortuna, Judi Dench continúa humanizando a M., lo que siempre es divertido.

Por lo demás, la película no se sale de lo esperado: paisajes, lugares exóticos, carros finos, relojes omega, pistolas con silenciador, persecuciones (el parkour se está convirtiendo en ingrediente fundamental de estas escenas, por cierto), mujeres en bikini y en vestido de noche, martinis, bromitas, hombres púlcramente esmoquinados, giros sorpresivos, etc.

Casino Royale debe ser recomendada como lo que es: una típica película bondiana. Cualquier otra descripción no le hace honor a la verdad y puede hacer parte de una táctica de marketing para convencer a antibondianos de que esta sí vale la pena. Si usted hace parte de ese grupo, no se deje engañar. Si, por otro lado, es uno de los bondianos fieles, no se asuste, el buen agente está de regreso, igual que siempre, y no lo decepcionará.

Nota al margen: También intencionalmente, he evitado mencionar durante esta reseña la existencia de una adaptación previa de Casino Royale que no hace parte de la serie de películas "oficiales" de EON productions. Esta adaptación, protagonizada por Peter Sellers como 007, David Niven como 007, Ursula Andrews como 007, Orson Welles como Le Chiffre y Woody Allen como 007, entre otros, es, tal vez, uno de los episodios cinematográficos más interesantes de Bond y uno de los pocos que es fiel al caracter absurdista-surreal que emana el personaje. A esa adaptación, espero, dedicaré una reseña propia durante las próximas semanas. Ya veremos.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.