Nombre: Juego Sucio
Categorías: Acción, Policiaca
Director: Andrew Lau Wai-Keung
Año: 2002

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno

Juego Sucio (2002)

¿El orden de los factores altera el producto?

Me fue imposible ver Infernal Affairs sin compararla con The Departed. Es triste, porque esas dos películas merecerían universos de existencia diferentes, valoraciones que no las enfrentaran en esa competencia. Ambas son hijas de la cultura que las produce y ambas son maquinitas cuidadosas sobre un guión inteligente. Yo, orgulloso cinéfilo inculto, tuve la oportunidad (la maldición, dirían algunos) de verlas en orden inverso y el resultado fue más bien decepcionante. No se trata, sospecho, de que una sea monstruosamente mejor que la otra, sino de que es imposible repetir la inocencia con la que se enfrenta uno por primera vez a una historia.

Claro, no son absolutamente iguales: Las triadas de Hong Kong son mafias de caballeros más bien finos que se enfrentan a machete y, según entiendo, poco se matan, mientras que las mafias irlandesas bostonianas parecen compuestas por psicópatas sedientos de sangre (algún antropólogo o sociólogo valiente debería estudiar cuánto influyó culturalmente la existencia de la serie de El Padrino en las mafias gringas de los noventa). Los conflictos interpersonales y las mismas personalidades de los dos topos (ratas) son esencialmente distintos. La tensión producto del intento de descubrirse mutuamente es mucho más intensa en la versión de Scorsese (¿o será, simplemente, en la primera de las dos que uno ve?). El uso de la violencia es muchísimo más explícito en la versión gringa y su potencial existencia termina convirtiéndose en una herramienta efectiva para mantener la ya mentada tensión. En la china los gestos son más importantes que los diálogos, en la gringa parece ocurrir lo contrario.

Javier (a.k.a. Portnoy), en su crítica furibunda a The Departed, aseguraba que en el proceso de adaptación los gringos habían despojado a la historia de toda su estructura, que la habían simplificado para hacerla accesible a todo público. Tal vez, con ese precedente, yo esperaba encontrarme con una especie de Ulysses cinematográfico, o con una película de gangsters chinos influenciada por Greenaway, y lo que me encontré fue una película de acción policial más bien normal, nada sorprendente, nada particularmente excepcional, nada que me hiciera salir corriendo a escribirle una carta sentida a Mahonan por decapitar esa estructura formidable. Incluso, he de reconocer, prefiero la intensidad y redondez de la versión gringa a la sutileza triádica de los chinos (comparando, por ejemplo, al personaje de Nicholson y su reflejo, Sam, representado por Eric Tsang). Me involucra más en la historia.

¿Y pasa siempre? ¿Siempre la primera en ver vence a la segunda? No, claro que no. Yo prefiero mil veces la versión original de Ringu o cualquiera de esas películas de terror asiático incluso cuando, por lo general, he visto primero sus adaptaciones al inglés. Ese bizarrismo japonés es dificil de alcanzar. ¿Por qué, entonces, en este caso no me quedo con la china? No sé. O bueno, sí sé: mientras la gringa me emocionó y me conmovió, la china sólo me entretuvo. Eso fue lo que pasó.

Sea como sea, mi conclusión tras ver Infernal Affairs es que la gringa no sólo copió el guión y realizó una adaptación a la altura sino que condenó a la china a convertirse en una segundona de menor factura debido a que seguramente la gringa contará con mayor distribución internacional (seguro que Infernal Affairs nunca llegará a Colombia). The Departed asesinó por la espalda a Infernal Affairs y eso no está bien hecho aunque hablemos de películas de mafiosos, pero, por otro lado, eso es algo que los productores chinos pudieron prevenir negándose a venderle los derechos para adaptarla al bueno de Brad Pitt.

(¿Y si debo calificarlas qué hago? ¿Digo que ambas merecen un cuatro compartido a la Castor y Polux? ¿Digo que gana la china porque es la primera, porque es más justo? ¿Digo que gana la gringa porque en este universo que me tocó en suerte la vi primero? ¿Digo que gana el guionista y ambas merecen un cuatro pleno? No me decido. Mejor no pongo nada.)

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.