Nombre: Infiltrados
Categorías: Drama, Acción, Suspenso, Policiaca, Crimen, Remake
Director: Martin Scorsese
País: Estados Unidos
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Andres Borda Gonzalez * * * *
Pedro Felipe * * * *
Mauricio Reina * * * ½

Infiltrados (2006)

La última película de Scorsese no es sobre infiltrados, es sobre hombres muertos. No se trata, mejor dicho, de robos y crímenes y violencia porque sí, sino de personas que han perdido su lugar en el mundo. Los dos protagonistas de esta película, Billy Costigan (Leonardo di Caprio) y Colin Sullivan (Matt Damon), son hombres que están comprometiendo sus identidades en una compleja lucha entra la policía y el crimen organizado en Boston, el primero como policía infiltrándose en la mafia que destruyó a su familia unos años atrás, y el segundo como ahijado de Frank Costello (Jack Nicholson), quien se infiltra en las altas esferas de la policía. Y son dos personajes irremediablemente parecidos cargando en sus espaldas con dos tragedias diferentes: Costigan quiere recuperar su identidad saliendo de ese círculo de violencia, y Sullivan quiere comprar la suya en un mundo más honorable que el de la mafia.

Scorsese ha hecho aquí una de sus tres mejores películas o, por lo menos, una de mis favoritas. Es emocionante verlo interpretar este complejo juego de identidades con un montaje genial en el que vemos varias escenas contadas simultáneamente, saltos en el tiempo y en el espacio, tomas que funcionan en torno a los conflictos y las tensiones de sus personajes. The departed es la obra de un director absurdamente inteligente, de la altura de Sergio Leone u Murnau, de un hombre que entiende y maneja con una lucidez asombrosa el lenguaje cinematográfico, y que es capaz de adaptarse a las historias que debe contar. Aquí, la cámara está a merced de lo que le pueda pasar a sus protagonistas, siguiendo siempre sus reacciones ante las amenazas del mundo contra su sexualidad, su identidad, su estabilidad emocional. Y la música, que no deja de sonar sino en muy pocos momentos, consigue sacar (no sabría decir bien cómo) un ambiente de nostalgia y tristeza en ese micro-mundo de inmigrantes irlandeses viviendo vidas llenas de conflictos sin resoluciones (en un momento, una de las pocas protagonistas femeninas de la película, Madolyn (Vera Farminga), asegura que según Freud los irlandeses son las únicas personas en el mundo inmunes al psicoanálisis).

Hay cientos de puntos y detalles que hacen de esta película algo extraordinario, y que consiguen darnos la impresión de haber visto dos tragedias (las de sus protagonistas) que han sido contadas de una manera novedosa en la historia del cine; pero la sorpresa de ver una película tan sólida y tan dura emocionalmente supera totalmente cualquier cosa que alguien como yo podría decir aquí, en una reseña. Desde que estrenaron aquí, en nuestro país, Vera Drake de Mike Leigh, no salía yo del teatro tan convencido de haber visto un clásico inmediato.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.