Nombre: Karmma
Categorías: Drama, Basado en hechos reales
Director: Orlando Pardo
Año: 2006

Otras reseñas para esta película

Alexander Amezquita Pizo

Karmma (2006)

Tenemos la costumbre de valorar todo el cine que se produce en Colombia, con la simple afirmación de que “algo es algo peor es nada”. Y eso es valido, de alguna forma estamos en la obligación de hacer buenas y malas películas, el aprendizaje que esto puede dejar es invaluable.

Sin embargo, no siempre nos podemos dejar llevar por esas simples y básicas emociones paternalistas, como cuando un padre ve que su hija quinceañera es la más linda del barrio, porque su fiesta de quince está atiborrada de borrachos y vecinos que aprovechan la ocasión para comer un suculento plato de lechona, mejor aún, un insípido trozo de carne a la llanera. Porque ese fue el sabor que me dejó esta película una vez fue servida en la sala de cine donde la vi.

Y no tengo nada en contra de Orlando Pardo, es más lo recuerdo con tanto cariño cuando lo vi actuar en esa tan exitosa serie llamada “Hombres”, en la que interpretaba a un yuppie bogotano recién enviudado. Mucho menos con los llaneros, igual esta historia pudo narrarse en las haciendas de caña del Valle del Cauca o en las minas de carbón del norte colombiano, eso se llama locación, simplemente.

Mi insatisfacción, tan parecida a la que sentí la primera vez que comí la tan famosa carne a la llanera, fue total. Primero porque el sabor de su historia le faltó sazón. Un poco de sal no es suficiente. Además de un poco de carbón, mas calorcito y verosimilitud.

Un niño rico que por la ambición del dinero secuestra vecinos, eso no es suficiente, es necesario saber más de la mente de aquel chico, qué lo motiva, ¿tan sólo el dinero podría provocar esas acciones? Posiblemente no. Si quisiéramos evaluar la calidad de ciertos seres humanos a través de personajes tenemos la opción de aderezarlos con características que en la realidad pertenezcan a varios, tenemos el poder “divino” de concentrarlas en un único personaje. ¿Por qué desaprovecharlo?

Por algún momento sentí que veía una de esas historias que en la televisión llaman “casos de la vida real”. Como cuando mamá ve “Mujer, casos de la vida real”. El sábado, se reúne con sus amigas, terminan filosofando alrededor del capitulo que las conmovió: “si ven lo irónica que es la vida, esa mujer que trabajó tanto para que su hijo terminara sus estudios de medicina y finalmente ella muere por falta de atención médica de su propio hijo. Es increíble”. Es que las escucho hablar desde mi habitación, ansiosas por que sus hijos no cometan tan abominable acción.

Es demasiado para mí. Y que mas decir de la hija rebelde (que sé yo por qué) que al final se arrepiente (de no sé qué) y que en las últimas escenas aparece referida por el deseo de un padre que anhela “salvarla” y por el nombre de una hacienda a la que llaman “La Diana”. Que gustito tan horrible. Herencia de no sé qué cosas que todos sabemos qué es.

Salí con un poco de llenura por las desafortunadas interpretaciones, eso de comer carne a la llanera, con papa cocinada, yuquita con ají de aguacate y aguardiente seco puede dar para una buena parranda. Pero no fue así. Algo de indigestión, malestar estomacal, ganas de dormir y de rumbita pocon pocon, porque con ese aullido del final tan sólo quedan ganas de llegar a la casa y desempolvar el video de Michael Jackson para verlo bailar como el hombre-lobo de los efectos especiales de principio de los años ochenta.
Que Karmma fue ver Karmma.

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.