Nombre: King Kong
Categorías: Acción
Director: Peter Jackson
País: Estados Unidos
Año: 2005

Otras reseñas para esta película

Juan Carlos Gonzalez Arroyave * * * ½
Mauricio Reina * * * *

King Kong (2005)

Sigue siendo el rey

En los años treinta Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack presentaron King Kong (1933), una película de aventuras con unos efectos especiales tan artesanales como bien utilizados, que hoy todavía –a más de siete décadas de distancia-  sorprende, pero no por sus carencias, sino por sus enormes virtudes. ¡Que enorme talento se derrochó allí!. Partamos entonces el análisis del nuevo filme de Peter Jackson por reconocer que la  versión original, la de Cooper, es la película definitiva, el patrón de referencia con el que deben compararse las que hayan aparecido y vayan a aparecer.

En los años setenta Dino de Laurentiis hizo la suya. El color y los efectos especiales con maquetas y monstruos robotizados fueron su mayor aporte, así como su clara conciencia ecologista, pero ese filme ha envejecido mal y no hay deseos de revisitarlo pronto. A principios del siglo XXI el mito del gorila enamorado se veía como una excelente oportunidad de poner a prueba las virtudes de los efectos especiales generados por computador. El director a quien se encomendó la tarea, Peter Jackson, venía de dirigir nada menos que la trilogía de El señor de los anillos (2001-03). Tenía los ojos del mundo puestos sobre él. No podía fallar.

Aunque lo temíamos, el resultado no es otro bochornoso Titanic (1997) sino un vibrante largometraje, una demostración de técnica puesta al servicio de una historia ya clásica, pero que se renueva y se engrandece en este filme. Las intenciones de King Kong (2005) son tan grandes como las de su peludo personaje principal, pero no las defrauda. Este es cine comercial y de entretenimiento, no vamos a engañarnos, pero puesto a un nivel tan alto de perfección, que hasta el más exigente de los espectadores de cine arte quedará satisfecho o por lo menos sorprendido. Es cierto, la película se toma demasiado tiempo en despegar, interesado el director en presentarnos a un grupo coral de personajes que en la mayoría le sobran, pero cuando la acción da inicio no va a detenerse. ¡El nuevo Kong es un gorila con un rango de expresión tan perfecto que parece vivo!. Si así van a  ser todas las nuevas versiones de los clásicos, bienvenidas sean.

Texto publicado en la columna Séptimo arte, del periódico El Tiempo (edición Medellín) © Casa Editorial El Tiempo. Todos los derechos reservados.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.