Nombre: Aguas oscuras
Categorías: Terror
Director: Hideo Nakata
Año: 2002

Otras reseñas para esta película

Alejandro Martin Maldonado * * * ½

Aguas oscuras (2002)

Para verla con: alguien que se asuste con las películas de terror silenciosas. Promesas: una nueva entrega del director de El aro que hace parte de la ola de cine de terror japonés que dicen que es lo mejor del género hoy. Palmas para: Rio Kanno en su papel de Ikiku la niña que se nos hace a la vez adorable y extrañamente siniestra. Ojo a: Las temibles carteritas rojas. Primer acto: En medio de un tremendo diluvio una niña ve como recogen a todos sus compañeritos en el jardín y nada que llega su mamá por ella (¿se les ocurre algo más aterrador?). Accidente: Una gotera crece amenazadoramente sobre el apartamento de Ikiku y su inestable mamá, aumentando sus inseguridades mientras enfrenta un proceso judicial por la custodia de la niña. Resultado : Una película escalofriante que lo envuelve a uno lentamente en su particular ritmo. La fotografía recrea muy bien el ambiente mohoso en el que se mueven los personajes, y sus planos cerrados siempre nos dan la sensación de que no nos están mostrando todo y aumentan nuestro desasosiego. El agua se convierte en un enemigo realmente temible. Allí están todos esos elementos que nos rondan y nos pueden perturbar tanto (como ese goteo de mi ducha que no he conseguido vencer). Por supuesto la película tiene su momento de grito que se han podido ahorrar (pero que parece es una convención del género que no se puede evitar). Igual yo me sobresalté, y eso es algo que uno disfruta. Pero no son los gritos lo que le da valor a la película, ella vale por la forma tan bonita como nos muestra el amor que se tienen la mamá y la hija, por la manera como consigue que las aguas oscuras sean una metáfora tan potente de esos pozos a los que no nos queremos asomar, y por el modo de aprovechar nuestros miedos primarios para introducir en nosotros esa sensación tan extraña que no sacarnos al abandonar en el teatro.

Nota: Walter Salles (sí, el de Diarios de Motocicleta y Estación Central) va a dirigir una versión de esta película para Hollywood protagonizada por Jennifer Connelly. Sí, que desperdicio. ¿Por qué será que los gringos no aprenderán a leer subtítulos? ¿Por qué talentosos directores internacionales se prestan para dirigir películas innecesarias?

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.