Nombre: Escuadrón suicida
Director: David Ayer
Año: 2016

Otras reseñas para esta película

Diana Ospina Obando * *

Escuadrón suicida (2016)

Lo mejor de Suicide Squad fue, sin duda,  su campaña de expectativa.

Nada como esos meses  en los que vimos adelantos, leímos entrevistas y nos emocionamos con la promesa de lo que iba a ser: un nuevo Joker a la altura del reto acompañado de un escuadrón de excéntricos y  perturbados antihéroes. .

La película que construimos en nuestra mente, durante esos días fue la mejor y no tiene nada que ver, lamentablemente, con el resultado final.

La magnitud del desastre es tal que llevo varias horas leyendo artículos intentando comprender cómo sucedió y lo único que me queda claro es que a  punta de pretender crear productos taquilleros se perdió por completo la idea de cómo se hace una película.

No sabe uno qué versión está viendo, si la que quería hacer el director, la que le pidieron retocar los CEO de la Warner, la que se construyó en el estudio de edición…¿cuál?  La respuesta más acertada es, quizás, una colcha de retazos de todas las anteriores, solo eso explicaría las incoherencias de la historia, los giros absurdos, y las partes cortadas a la brava y pegadas a otras con babas (que terminan por salpicarnos).

Margot  Robbie  interpretando a  Harley Quinn, la psiquiatra que perdió la razón y se enamoró del Joker (no necesariamente en ese orden de ideas) es lo mejor de las dos horas de duración de este triste frankenstein mal construido. Pero no basta con un buena pieza para hacer funcionar todo un engranaje. De resto, todo se desmorona, entre los antihéroes varios sobran o ni fu ni fa (Killer Croc, por ejemplo) o son apenas unos esbozos de personaje, como Boomerang, que no terminan por desarrollarse o, peor, rayan en el ridículo como Katana  o el Diablo.

La química entre todos ellos (Will Smith ni quita ni pone a esta ecuación) es inexistente y aún así  se sienten chispas en comparación a lo que sucede con la pareja conformada por  Joel Kinnaman como Rick Flag  y, Cara Delevinge, encarnando a June Moon,  ¿alguien, de verdad,  se creyó ese romance? Y ya que hablamos de ella lograron hacerla pasar a la historia del cine como parte de una de las peores parejas de villanos jamás creadas.

Por si todo lo anterior fuera poco, las escenas de acción se sienten acartonadas, pesadas y ni eso consigue subirle el pulso a la película que, ya a partir de la mitad, termina por caer del todo en desgracia.

¿Y el joker? Se preguntarán los que llegaron hasta este párrafo, pues exactamente  esa es la pregunta que se hace uno durante toda la película porque la verdad es que, tras tanta expectativa, inexplicablemente, lo convierten en adorno, utilería, que aparece de tanto en tanto (sin aportar nada fundamental a la historia). Otra pieza interesante y llena de potencial perdida en un engranaje paquidérmico y deshilvanado.


 Sí, claro, hay muchas explosiones, uno que otro chiste, varias peleas, un toque de drama, la conocida formula reciclada y embutida aquí a la fuerza  en un producto que nos vendieron como diferente.

Qué tristeza.

 

 

 

 

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.