Nombre: Orgullo y esperanza
Categorías: Comedia, Basado en hechos reales, Comedia dramática, Histórica, De época, Crítica social
Director: Matthew Warchus
País: Reino Unido
Año: 2014

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * * *
Diana Ospina Obando * * * *

Orgullo y esperanza (2014)

Cuando se unen las minorías

“Cuando luchas contra un enemigo mucho más grande, mucho más fuerte que tú y descubres que tienes amigos que ni siquiera sabías que existían, experimentas la mejor sensación del mundo”.

Entre 1984 y 1985 tuvo lugar la huelga de los mineros británicos, un momento decisivo en la historia de Gran Bretaña en el que Margaret Thatcher se mantuvo inflexible frente a las protestas del entonces poderoso sindicato minero, mientras los trabajadores hacían todo por resistir.

Esta huelga sirve de telón de fondo para la conocida película Billy Elliot (1999) en la que un muchacho descubre su amor por la danza clásica en medio de un ambiente hostil y completamente alejado de este tipo de actividades artísticas. Pride, traducida al español como Orgullo y esperanza, se desarrolla en la misma época y lleva aún más lejos las ideas desarrolladas por esa exitosa predecesora.

Basada en hechos reales,  la película narra el momento en el que el joven y soñador activista homosexual Mark Ashton decide no quedarse de  brazos cruzados frente a la situación que se vive en su país y fundar el LGSM (Lesbians and Gays Support the Miners).  La idea que lo obsesiona y decide llevar a cabo no encuentra muchos seguidores. Es apenas entendible, los mineros, estos hombres rudos que han crecido en pequeños pueblos y han sido  criados en medio de valores tradicionales están lejos de apreciar a los homosexuales y eso es justamente  lo que no tardarán en explicarle las personas cercanas a Mark. Sin embargo, él está decidido a ayudar. Su lógica es imbatible: tanto a los mineros como a los homosexuales los persiguen, los golpean, los dos tiene un enemigo que busca aplastarlos y solo si las minorías se unen podrán hacer algo.

Esta línea argumental era suficiente para construir una película: la lucha de este pequeño grupo de homosexuales por apoyar a los mineros y cómo estos deberán dejar atrás prejuicios milenarios para aceptar esa mano inesperada que se les tiende.

Sin embargo  este es solo el punto de partida para Matthew Warchus  y el guionista Stephen Beresford,  quienes a partir de esto hablarán de diversos temas: la búsqueda por la identidad; la relación con la familia; la fuerza que se encuentra entre los amigos; el poder del grupo y lo difícil que el rebelarse a él y la posición de la mujer en la sociedad. Esto lo consiguen sin perder el hilo de la historia, sin menguar nunca la intensidad, mezclando con justeza diversas emociones en el espectador y siempre acompañados por una impecable recreación de la época, la música, las fiestas, gracias a una fotografía cuidadosa  llena de colores en un Londres que contrasta con los hermosos paisajes de Gales.

Este momento particular de la historia de Gran Bretaña, esta lucha de fuerzas desiguales se transforma en Pride en un emotivo y valioso relato sobre la solidaridad y la aceptación del otro.  Entrelazando de manera adecuada momentos divertidos y gráciles con otros mucho más reflexivos y profundos La película consigue ser un relato que puede llegarle a un público muy diverso y  tocarlo de diferentes maneras.

Sencilla, fresca, divertida, como dijo la persona con la que fui a verla “te devuelve la fe en la humanidad” mientras te dejas envolver por este relato poderoso que nos recuerda que hay que buscarse un lugar en el mundo, por pequeño que sea, donde podamos ser nosotros mismos, aceptarnos como somos y desde ahí ayudar y luchar por otros que quizás no han corrido con la misma suerte.

http://www.elgatoquepesca.com/ 

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.