Nombre: El misterio de la felicidad
Categorías: Romance, Misterio, Comedia dramática, Road movie, Familiar
Director: Daniel Burman
País: Argentina
Año: 2014

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * ½

El misterio de la felicidad (2014)

Adulto contemporáneo

Si uno revisa la filmografía de Daniel Burman descubrirá de pronto que es uno de los pocos directores latinoamericanos que ha sido capaz de hablarle a un público adulto sobre los temas que la adultez implica. Temas que casi siempre son urbanos, cotidianos, y que en el afán de captar adolescentes para las taquillas o de jugar al cine de autor, son menospreciados por la mayoría de realizadores.

Ahí están el descubrimiento del sexo, que nos hace adultos, en Esperando al mesías, las dificultades de aceptar que ya no somos niños de papá, en El abrazo partido, o de ser papás de repente y entender mejor los problemas que tuvieron nuestros padres en la maravillosa Derecho de familia. También se ha atrevido a retratar crisis comunes de la madurez, como la que ocurre cuando los hijos se van en El nido vacío o la que implica volver a empezar, como en La suerte en tus manos (véanla si son admiradores de Jorge Drexler, que también lo hace bastante bien como actor)

En El misterio de la felicidad Burman continúa con su álbum de la condición humana, tocando de forma convincente un tema magnífico: ¿no llega siempre un momento en el que nos preguntamos si tenemos lo que deseábamos de jóvenes? Cuando Eugenio desaparece un día, sin avisarle a nadie, Santiago, su socio de toda la vida, no sabe qué hacer, porque le acaban de desarmar la vida. ¿Con quién va a ir ahora al hipódromo a apostar, cómo realizar ahora esa coreografía del comienzo de la película, donde vemos a dos amigos que se conocen demasiado bien? Un comienzo que es también una de las mejores secuencias de la cinta pero con un gran defecto: la música revela datos que sería mejor no conocer.

Santiago deberá lidiar con la esposa de Eugenio, a quien paradójicamente no conocía, porque Burman apunta hacia algunas de las características de los adultos de hoy en día: ese divorcio tácito entre los amigos de infancia y los que se conocen ya grandes, la poca capacidad de hablar con el otro de uno mismo (incluso si uno es argentino, es decir, si tiene un terapeuta bajo el brazo), la necesidad de ayudarse con pastillas para enfrentar los problema. Será ese encuentro entre dos actores muy buenos (Guillermo Francella e Inés Estévez) lo que sostendrá la película a pesar de los muchos baches narrativos causados por querer usar elementos de cinta de detectives sin saber muy bien cómo y a que la subtrama empresarial pierde interés a medida que lo adquiere el posible romance entre Santiago y Laura.

Burman no alcanza aquí la calidad de otros trabajos pero vale la pena que El misterio de la felicidad esté en algunos teatros de la ciudad, sólo para demostrar que, de vez en cuando, cuando los hijos dejan, los adultos también vamos a cine.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.