Nombre: La familia Bélier
Categorías: Drama, Comedia, Romance, Comedia dramática, Musical, Familiar
Director: Éric Lartigau
País: Francia
Año: 2014

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * *

La familia Bélier (2014)

Escuchar a la familia

¿Recuerdan su adolescencia? ¿Esa época terrible y maravillosa de la vida en que uno sentía que sus papás no lo escuchaban? Pues bien, ahora imagínense que esa sensación sea real: que sus padres sí fueran sordos y que aparte de las complicaciones de esa edad ustedes deban trabajar en el mantenimiento y la administración de una granja, intentar que el compañero de clase que les gusta los mire y hacer de intérprete entre su familia y los clientes de su puesto de venta de quesos en un mercado. Para colmo, descubren que tienen talento para el canto y a todo lo anterior deberán sumarle las horas necesarias para los ensayos y la preparación que necesita un importante concurso musical que les puede cambiar la vida. Esa, a grandes rasgos, es la historia que se cuenta en La familia Bélier y aunque suene a un escenario completamente confuso, lo primero que se debe destacar en esta agradable comedia familiar francesa es que el director Eric Lartigau consigue armonizar todos los escenarios, con un correcto manejo del tiempo narrativo y la edición, para que el espectador nunca se sienta abrumado.

Sorprende gratamente también ver a un adolescente distinto a los que normalmente nos presenta el cine. Paula Bélier, interpretada con ternura y sutileza por la joven Louane Emera, es respondona, como casi todos los jóvenes en ese momento de sus vidas, pero a diferencia de ellos, no se queja por nada. Ni por el trayecto que debe recorrer en bicicleta para ir a estudiar, ni por las noche en vela que pasó atendiendo el parto de una de sus vacas, ni porque su profesora de español la saque de clase. Tampoco tiene pereza jamás, ni se muere por ser la más popular de su escuela. Suponemos que la fortaleza de carácter se la ha dado el hecho de crecer con una familia que a diario tiene que luchar contra un mundo que no está hecho a su medida. Una familia que componen con un enorme talento el joven Luca Gelberg, único realmente sordomudo en el reparto, y los actores Karin Viard y François Damiens, que le dan a sus personajes de los padres de Paula la humanidad y la verosimilitud que eran indispensables para que la película funcionara. Es tal su grado de compromiso que uno llega a pensar que realmente no pueden escuchar.

El resto del reparto también cumple a la perfección con la misión de los buenos secundarios: robarse el show a su debido tiempo. Gracias a ese ensamble y a la belleza de la música de Michel Sardou, cuyas canciones son ingrediente fundamental de La familia Bélier, uno se aguanta esa especie de agitación innecesaria que reina en el desarrollo de la cinta y que felizmente se olvida en el desenlace, donde se aprovechan las reales habilidades musicales de Emera, participante destacada en la edición francesa de “La voz”.

Demasiadas veces las comedias bienintencionadas se vuelven tontas por esa intención. La familia Bélier esquiva ese resultado porque logra mostrarnos a una familia que, a pesar de todos sus problemas, no ha olvidado que amar es otra forma de escuchar.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.