Nombre: Un hermoso domingo
Categorías: Drama, Suspenso, Romance
Director: Nicole Garcia
País: Francia
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * ½

Un hermoso domingo (2013)

Un encuentro de tristezas

“Me gustas porque eres triste” le dice Sandra a Baptiste, cuando ya la vida los ha unido, un poco más allá de la mitad de Un hermoso domingo. Parece un mal piropo, claro, porque generalmente no sabemos escoger las palabras para decir lo que queremos. Porque la frase está incompleta. En realidad ella debería decir: “porque eres tan triste como yo”.

Para que dos personas tristes se encuentren basta una casualidad, en este caso, la confusión de un padre, que olvidó recoger a su hijo, Mathias. Porque Baptiste, el joven de sonrisa melancólica, que encarna con bastante oficio Pierre Rochefort, (hijo de la guionista y directora de la película, Nicole Garcia, y del famoso comediante francés Jean Rochefort) es el profesor de Mathias. Desde la ventana de su apartamento ve al niño desamparado en la puerta del colegio y se conmueve. No sabe que esa pequeña buena acción, llevarlo a casa en su moto, le va a cambiar la vida.

Luego del encuentro con el padre, Baptiste, que tiene una gran química con sus alumnos, que juega con ellos y logra el justo balance entre fraternidad y autoridad que necesita un profesor hoy en día, se ofrece a encargarse de él durante el fin de semana. De esta manera conocerá a la mamá de Mathias, Sandra, a quien Louise Bourgoin dota de una sensualidad salvaje, como de combustión espontánea. El encuentro llevará a los dos personajes por terrenos desconocidos de amistad y atracción, y los confrontará con un pasado que ambos quieren dejar atrás pero que, en el caso de ella, se empecina en recordarle sus malas decisiones del pasado.

Un hermoso domingo cuenta un drama entre dos seres imperfectos, que se atraen tal vez por la fragilidad que comparten, con un ritmo narrativo distinto al del cine norteamericano, al que está acostumbrado el público colombiano. Aquí las cicatrices que les ha dejado la vida a ambos van apareciendo con calma, sin muchos aspavientos, y nos van permitiendo entender por qué es tan importante para Baptiste su relación con los niños a los que enseña o la contradicción que tiene Sandra con su propia maternidad. Pero seremos nosotros los que tendremos que sacar conclusiones, pues el guión nunca llega a ser explícito, y deja más en las penumbras de lo que nos permite ver.

Sin embargo, hay que decir también que a veces esa falta de información no beneficia a la película, pues al llegar a un punto de la historia en que el conflicto se vuelve melodramático, sería importante conocer más de las motivaciones de los personajes secundarios para entender sus acciones y que no parezcan una de esas familias llenas de secretos vergonzosos, tan fáciles de encontrar en los culebrones mexicanos.

Al final no logra redondear la historia Nicole Garcia y rompe muchas de las promesas tácitas que había entablado con el público al comienzo de la cinta. Y es una lástima, porque Bapiste y Sandra ya habían logrado lo más difícil: que creyéramos en su tristeza.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.