Nombre: Capitán América: el soldado de invierno
Categorías: Acción, Fantasía, Thriller, Basada en un cómic
Director: Anthony Russo Joe Russo
País: Estados Unidos
Año: 2014

Otras reseñas para esta película

Paula Andrea Chaparro * * * *

Capitán América: el soldado de invierno (2014)

Derritiendo el hielo

Dirigido por los hermanos Anthony y Joe Russo, este blockbuster lleno fantasía, se deja ver como una película de acción inteligente y dinámica, como una suerte de cinta de espías para las nuevas generaciones.

Desde los primeros minutos de película vemos a Steve Rogers transformado en un Capitán América más decidido, más... impetuoso —por así decirlo— en su tiempo de servicio a S.H.I.E.L.D. A pesar de sus propias vacilaciones y lidiando todavía con su pasado, sigue siendo ese buen soldado que obedece ciegamente las órdenes de sus superiores para alcanzar un bien global. Entonces, cuando la integridad de S.H.I.E.L.D se ve comprometida por una organización que se ha mantenido viva pero bajo la superficie durante más de 50 años, el Capitán Rogers se encuentra en una encrucijada más grande que sus cavilaciones. Sin elementos 100% confiables ni jefes directos, emprende una lucha directa contra dicha organización, descubriendo en su presente que algunos elementos aún pueden destruir la parte más sagrada de su pasado.

La parte visual de la película es impecable, como casi siempre ha sido el universo cinematográfico de Marvel. Las hazañas más-allá-de-lo-creíble se disfrutan con entusiasmo casi infantil y la presencia de un humor relativamente básico, pero no excesivamente cliché, es refrescante para una película de este corte. El argumento es ingenioso, intrincado, digerible y conmovedor; las actuaciones están bien logradas, y la presencia de luminarias clásicas equilibra la carga con las estrellas en ascenso.

Chris Evans, cada vez más maduro como intérprete, es un héroe sólido, y acompañado de Scarlett Johansson, esa dualidad andante que es la agente Romanoff, se ve aún más firme como Capitán. Anthony Mackie —un armónico y estético Falcon— es el perfecto sidekick, Samuel L. Jackson —como siempre— pone su personalidad efervescente al servicio de Nick Fury, Robert Redford hace una buena interpretación del ejecutivo bélico codicioso Alexander Pierce, y una simplona Emily VanCamp ofrece un performance algo aguado de la agente 13. Renglón aparte merece Sebastian Stan, quien interpreta al Soldado de Invierno, y a quien sólo puedo poner al nivel de Tom Hardy en The dark knight rises. Su personaje no habla mucho, razón por la cual es más complicado ser convincente, pero la expresividad de sus gestos es más que suficiente para saber que es un actor que vale la pena observar con más cuidado.

En resumen, Capitán América: el soldado de invierno es un must. No sólo para quienes disfrutan de las adaptaciones de cómics sino para quienes tienen en el cine de acción un escape de su vida real, y a riesgo de ser mal juzgada, me atrevo a decir que esta película es ligeramente más profunda que Los vengadores y por ello, resulta ser la mejor de las adaptaciones de Marvel hasta la fecha. Sólo queda esperar que una tercera entrega esté a la altura de esta.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.