Nombre: Línea de fuego
Categorías: Drama, Acción, Basado en una novela, Crimen, Thriller
Director: Gary Fleder
País: Estados Unidos
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro ½

Línea de fuego (2013)

Golpes muy bajos

Se aprenden algunas cosas leyendo los créditos de producción de las películas. Por ejemplo, en este caso, que el guión de Línea de fuego lo escribió Sylvester Stallone, basado en una novela de Chuck Logan. Una consulta en medios especializados permite descubrir que el reconocido actor en un principio pensó en esta historia para el cierre definitivo de las peripecias de Rambo, su personaje icónico. Pero como Stallone es mucho más inteligente de lo que todos creen, rápidamente desechó la idea al descubrir que el resultado de su escritura era una aventura muy floja, nada digna de un héroe de acción recordado por toda una generación.

En lugar de John Rambo tenemos a Phil Broker, un agente de la DEA interpretado sin mucha convicción por Jason Statham. Broker es presentado en una secuencia inicial que se siente como una imitación barata de las secuencias vertiginosas de Paul Greengrass en la saga Bourne. Aquí los movimientos de cámara no parecen naturales ni le imprimen emoción a unas escenas tan falsas como la peluca que lleva puesta Statham. Descubriremos después de la balacera de rigor, que la pandilla de motociclistas traficantes en la que se infiltró Broker querrá cobrar venganza por la muerte del hijo del líder, muerto a tiros por policías que no hicieron caso al aviso de alto al fuego. Como para llenar los espacios de una lista de chequeo en que estén todos los clichés posibles, Broker se desilusiona de su profesión (chuleado), abandona su puesto (dos chulos) y deja con la palabra en la boca a su comandante gritón y negro (tres chulos). Desde ese momento presentimos que la película sólo podrá ser peor. No nos defraudará.

Pasados algunos años, nos presentan a Broker viviendo con su hija en alguno de los estados del sur norteamericano, que es descrito en una secuencia de paisajes donde la música no cuadra (¿hace cuánto no sienten eso en una película?). La hija de Broker se defiende a los puños de un niño abusivo y este incidente desencadenará la rabia de la mamá del niño, quien hará que su hermano, Gator (otro de esos papeles que James Franco parece escoger sin leer el guión) intente asustar a Broker y de paso, descubra su antiguo trabajo (porque claro, ¿qué agente retirado de la DEA no guarda sus antiguos expedientes, impresos, en el sótano de su casa?) y una forma de ganar el aprecio de los motociclistas, que de pura casualidad son los dueños del negocio de la droga en el que quiere incursionar.

Sí, créanlo, Línea de fuego es tan mala como se las acabo de describir. Incluso es peor, porque no les he hablado del desastroso papel que hace Winona Ryder, ni les he contado su desenlace, caótico y absurdo, por respeto a todos aquellos que paguen por entrar a la sala al no encontrar nada más que ver en la cartelera, ni tener nada más que hacer en su vida. Puede pasar. Pero si ocurre, recuerden que mientras maldicen por lo bajo, en alguna lujosa mansión de Hollywood Sylvester Stallone está tomándose un trago y riéndose con ganas. De nosotros, claro.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.