Nombre: Ninfomanía: volumen I
Categorías: Drama, Erótico, Romance, Misterio, Porno
Director: Lars von Trier
País: Dinamarca
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * * *

Ninfomanía: volumen I (2013)

A Lars von Trier le gusta follar mentes

Se estrenó Ninfomanía en Colombia, la última película del controvertido y brillante Lars von Trier. Las salas parecen estar a tope, todos quieren verla, aunque no precisamente por razones estrictamente cinematográficas, por ser esta la tercera y última cinta de la que se conoce como la "Trilogía de la Depresión", cuyas antecesoras fueron Anticristo (2009) y Melancolía (2011) o por el simple hecho de estar hablando de un director de la talla del danés.

Parece que lo que mueve a muchos es el morbo, la necesidad de ver eso que han anunciado como una película pornográfica y que es más bien un filme sin restricciones, sin tapujos. Un cine franco alrededor de la sexualidad, el relato crudo de Joe, una mujer que cuenta cómo su vida ha sido dirigida y marcada por el sexo. Pero Lars von Trier no es tan básico a la hora de contar historias y siempre busca ponernos a jugar con la mente, a que nos hagamos preguntas, a que descifremos cada detalle. El que vaya a ver Ninfomanía se encontrará con algo más que sexo, lo hará con una conversación, una muy profunda entre esta mujer y Seligman, un hombre judío enigmático, que decide escucharla sin una motivación clara, o al menos sin una que podamos reconocer en esta primera parte.

El comienzo es gris, silencioso y acompañado de la descarga musical de Rammstein. Así sabemos de entrada que estamos por presenciar una historia sombría, decadente, depresiva. Luego comienza el relato de Joe, una mujer que no se perdona el ser como es, y que nos cuenta cómo reconoció su cuerpo y lo que podía hacer con él por primera vez. Mientras tanto, Seligman trata de justificar cada una de sus palabras y es aquí donde comienzan las referencias que pondrán sobre la mesa el juego intelectual que Lars von Trier propone.

Existe una curiosidad personal y es saber si la visión sobre la historia cambia entre mujeres y hombres. A mi particularmente me parece que sí, y que esta es una película con grandes connotaciones alrededor de la libertad y la sexualidad femenina. La película propone una reflexión sobre el sexo, sobre los deseos, sobre cómo construimos los estereotipos de placer, de felicidad, y en últimas una reflexión sobre el amor.

Lo triste y amargo de Ninfomanía —y esto no es culpa de Lars von Trier— es que se tenga que ver en salas partida en dos, pues queda un sinsabor, muchas preguntas, signos sin descifrar. Pero al mismo tiempo y como en el sexo, que cuando es bueno se quiere más, deja la gana y el deseo porque llegue pronto el 21 de marzo para verla completa. En este caso, la recomendación clara es verse los dos volúmenes seguidos, comérselos completos y sin pudor. Una película bien hecha, bien escrita, muy bien actuada. Mención aparte para la escena donde aparece Uma Thurman, de lo más entretenido del filme, dramática pero al mismo tiempo divertida, sin que se pierda en absoluto la trascendencia del discurso que se propone.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.