Nombre: ¿Y si vivimos todos juntos?
Categorías: Drama, Comedia, Comedia dramática
Director: Stéphane Robelin
País: Francia
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * *

¿Y si vivimos todos juntos? (2013)

La amistad no envejece. Los amigos sí

Cuando nos volvemos a reunir con los amigos de la juventud, con los que compartimos ideales y sueños, es como si viajáramos en el tiempo y tuviéramos todos otra vez 20 años, esa edad en que cualquier cosa era posible. Puede que estemos más gordos, más malgeniados o menos ágiles, pero la presencia de los amigos consigue que durante unos instantes vivamos la ilusión de que nada ha cambiado. Basado en ese sentimiento que todos hemos vivido, Stéphane Robelin escribe y dirige la conmovedora y agradable comedia dramática ¿Y si vivimos todos juntos?.

¿Quién no ha hecho alguna vez esa interrogante en voz alta, en reuniones de excompañeros del colegio o de la universidad, pensando en la vejez y en la posibilidad angustiosa de acabar los días en un ancianato? Esa es la pregunta que se hacen los cinco personajes principales de esta historia cuando Claude, por el uso de ciertas ayudas médicas para no perder el vigor en el cuarto de una prostituta, tiene que ser internado en una institución médica especializada en personas mayores. Ante la posibilidad cada vez más certera de la desgracia, teniendo en cuenta la distancia física o emocional que los separa a todos de sus hijos y comprobando que los signos del Alzheimer son cada vez más reconocibles en Albert, otro miembro del grupo, los cinco compañeros de batallas se lanzan a esa aventura de convivencia y amistad que expone el título de la película.

Pero esto es una película francesa. Ni siquiera con personajes septuagenarios como estos dejan de aparecer los problemas ligados al sexo y a los líos de cama, que parecen el signo distintivo (y un poco cliché) de esta cinematografía. Compartiendo la misma casa y teniendo más tiempo para estar juntos, algunas historias del pasado van saliendo a flote, lo que logra que el ritmo de la película jamás decaiga, pues están muy bien puestos tanto los giros argumentales como los personajes secundarios. Buen ejemplo de ello es Dirk, el personaje que encarna Daniel Brühl, un estudiante que ve en esta especie de “comunidad” de la tercera edad, el caso perfecto para completar su tesis de maestría. Sus diálogos con Jeanne, interpretada por Jane Fonda (aunque es raro verla actuar en francés, ya lo había hecho hace cuatro décadas, no hay que olvidarlo), de espléndida belleza a sus 76 años, son el sustento “teórico”, el sostén argumental que siempre diferencia a las comedias europeas de las estadounidenses.

Aunque no tiene mayores pretensiones visuales y su tercer acto es un poco previsible cuando se ha estado atento a la historia, ¿Y si vivimos juntos? es una buena oportunidad para encontrarse con un cine distinto, que quiere contar una historia y no simplemente darle un masaje a los sentidos. Un cine que celebra las vicisitudes de la vida y que sin dejar la ligereza en el tono es capaz de ponernos a conversar sobre temas como los ideales abandonados, los pilares de la amistad o lo que en realidad necesitamos para ser felices. Un amigo que nos quiera, parece ser la respuesta.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.