Nombre: Iron man 3
Categorías: Acción, Comedia, Ciencia Ficción, Aventura, Romance, Cómics, Familiar, Basada en un cómic
Director: Shane Black
País: Estados Unidos
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Iván Gallo * *

Iron man 3 (2013)

Decepción total

Sin duda Iron Man 3 se constituía en uno de los estrenos más esperados del año. Lo que habíamos visto el año pasado con Los vengadores hacía pensar en que todos los productos que saldrían de la casa Marvel iban a tener un nivel superlativo. Lamentablemente y a pesar de todos los comentarios favorables que he leído, a mí me decepcionó enormemente.

Decían que la tercera entrega de nuestro vengador dorado sería una continuación de Los vengadores, un par de diálogos y el trastorno de ansiedad que sufre Tony Stark dan pie a esta secuela, detalles que a la hora de la verdad no son decisivos dentro de la estructura de la historia. Esta fue la primera gran decepción: la industria otra vez nos estaba manipulando con un rumor. La gran mayoría de los que, apeñuscados, entramos en la sala, esperábamos la secuela, pero de ésta solo hay un par de frases… no más.

A los diez minutos de tener las gafas puestas empiezas a pensar en que algo está mal. Las gafas están ahí pero el truco no aparece por ningún lado. Estás mareado, con ganas de vomitar, te las quitas pero la pantalla está borrosa. Otra vez has caído en la trampa de la tercera dimensión. El prólogo es demasiado largo: es algo típico en las películas de acción, la máquina está calentando motores. En las películas anteriores esto no era necesario, la acción empezaba desde el principio pero ésta como es la mejor, la más ambiciosa de todas, necesita que los personajes tengan un contexto para poder navegar a partir de allí. Así te das consuelo, así tratas de engañarte.

Entonces viene el ataque a la mansión Stark y aunque el cuento de las gafas no funcione muy bien,  ahí te emocionas y piensas “Estos gringos sí que saben de montaje, de ritmo” A partir de allí piensas que la buena de Pepper va a disputarse el amor de su patrón y novio Tony con Rebeca Hall, una excelente actriz que acá luce completamente errática. Hemos llegado a la mitad de la película. La cosa promete ponerse frenética.

Pero nada de esto sucede. Tony sobrevive, va a caer muy lejos de casa, allí conoce un niño genio que en teoría debería recordarle a él mismo pero que a nosotros, el público, nos tiene sin cuidado. Pepper y Rebeca Hall apenas cruzan un par de palabras, por ese lado no hay conflicto. Con el ataque a la mansión Stark el Mandarín parece más fuerte, nadie lo detendrá y entonces se apoderará… ¿de que? ¿De Estados Unidos o del mundo, que en el cine norteamericano igual es lo mismo? Nada de eso lo sabemos.  Aparece el fascismo típico en este tipo de películas que uno ha tolerado anteriormente porque las escenas de acción te han anestesiado, pero cuando éstas no funcionan definitivamente las aborreces y empieza a salir el mamerto que aún vive en ti.

Ya casi se completa el último tercio de la película  y tú empiezas irremediablemente a extrañar las dos entregas anteriores. No hay nada más triste que cuando entras al cine a ver las aventuras de tu súper héroe preferido te entra el gusano de la nostalgia. Sí, hermano mío, tienes que aceptarlo… Iron Man 3 es un fiasco.

Hasta el carisma de Robert Downey Jr se ve gastado, como si las ideas dentro de la franquicia se hubieran terminado. Hasta la siempre acertada elección de casting acá falló rotundamente. No pudieron cometer el error de llamar a esa nulidad llamada Guy Pierce para que hiciera de malo… Sobre todo teniendo en cuenta que los tres últimos villanos en Iron Man fueron  Sam Rockwell, Mickey Rourke y Jeff Bridges. Lo de Pierce como siempre es falso, postizo, nunca le creemos nada. Además dentro del mismo guión son incapaces de mostrarnos cómo la droga que el mismo inventó le genera los progresos genéticos que evidencia, ni la dependencia que genera esa droga. El guión es una colcha de retazos escrito a la loca, por salir del paso, porque había que capitalizar la enorme expectativa que había generado entre los fanáticos un proyecto bien pensado como Los vengadores.

La esperanza que habíamos puesto en las películas de súper héroes empieza a desinflarse. Ojalá la segunda entrega de Thor, prevista para el otoño norteamericano, nos saque definitivamente el mal sabor de boca que nos ha dejado la tercera entrega de Iron Man.

Lo siento muchachos pero me resultó insoportablemente aburridora.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.