Nombre: Los Croods: una aventura prehistórica
Categorías: Acción, Comedia, Animación, Aventura, Fantasía, Infantil, Familiar, De época
Director: Kirk De Micco Chris Sanders
País: Estados Unidos
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * * ½
Iván Gallo * * * ½

Los Croods: una aventura prehistórica (2013)

La familia es una gran idea

El buen cine familiar no es el que nivela por lo bajo. Es decir, no es el que junta chistes que harán reír al niño de cuatro años de la familia, pretendiendo que a su papá, de treinta y pico también le encanten. En el cine familiar que vale la pena las carcajadas se alternan: habrá un juego de palabras que le saca una sonrisa a la mamá, alguna referencia a la cultura popular que sólo comprende bien el hijo mayor y un par de personajes que se caen de forma graciosa, para que el bebé se muera de la risa. Ese es el verdadero cine clasificación todos.

Los croods aparte de ser una excelente película familiar por lo que ya dijimos, narra uno de esos conflictos que todos hemos vivido: el de los hijos adolescentes que quieren empezar a conocer el mundo en contra de la intención de sus padres de protegerlos de todo mal y peligro. Eep es una cavernícola curiosa, que no soporta estar todo el día en la cueva donde vive con su familia (madre amorosa, hermano grandote y medio bobo, hermanita bebé capaz de destruir cualquier cosa y abuelita infatigable) y donde su padre, Grug, trata de encerrarla la mayor parte del tiempo, recordándole que siempre debe tener miedo, pues sólo así podrá sobrevivir a los peligros que esperan allá afuera. Cuando Eep conozca a Guy, un joven que usa su cerebro más que sus músculos y que es capaz de dominar el fuego, no sólo comprobará que hay otros maneras de vivir con las que se siente más cómoda, también descubrirá que su mundo está por cambiar y que si ella y su familia no se adaptan, su supervivencia está en riesgo.

Como propuesta visual Los Croods asombra. Las imágenes que vemos de este colorido y fantástico “mundo prehistórico” tienen una riqueza de detalles que hace de cada plano un festín para los ojos. Como no hay ninguna intención de hacer un universo “realista”, que estaría habitado por dinosaurios con los que todos nos hemos familiarizado (aunque científicamente tampoco coincidirían en el tiempo con los hombres primitivos), se nota bastante la mano de Chris Sanders, uno de los directores de la cinta, quien desde Lilo y Stitch se ha destacado por crear personajes y criaturas que escapan a lo convencional, como esas aves de pico engañoso que atacan a los protagonistas, o esos extraños y gigantescos felinos multicolores que los persiguen. Y si en lo gráfico hay sorpresas, el guión está lleno de capas de humor, con gags físicos muy bien planeados (esa persecución inicial para cazar un huevo es un buen ejemplo), bromas de humor negro y un saludable toque de situaciones absurdas, más propias del cine inglés, probablemente como efecto de que el grupo de escritores de Los Croods incluya a John Cleese, integrante de los históricos Monty Python.

El buen cine familiar es capaz de dejar “mensajes” sin que se conviertan en “sermones”. Los Croods le deja a su audiencia en la sala de cine, sin dejar nunca de ser divertida, una gran lección: que es más fácil sobrevivir a los peligros del mundo cuando cuentas con una familia que te apoya.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.