Nombre: Roa
Categorías: Drama, Política, Basado en hechos reales, Guerra, Histórica, Crimen, De época
Director: Andrés Baiz
País: Colombia
Año: 2013

Otras reseñas para esta película

Margarita María Echavarría Ruiz * ½
Iván Gallo * * *

Roa (2013)

Perdido en los cuarentas

Grandes expectativas para esta película de época, como pocas en el país. Cabe anotar que este tipo de producciones son muy difíciles de hacer y el trabajo de investigación que implican debe ser tan minucioso que se convierten en una empresa titánica, sobre todo si no se cuentan con los recursos y el tiempo para garantizar un buen resultado. Aunque algunas secuencias de Roa logran sumergir al espectador en la época, gran parte de la película se pierde en escenas en las que no se logra identificar el momento.

Esto se evidencia con más claridad en algunas actitudes de los actores y en los lenguajes corporales que son propios de épocas posteriores, después de transformaciones sociales que han facilitado que la mujer cambie su expresión y su mirar, muy distinta de las maneras de los años cuarenta. Esto, que realmente desentona, junto con la utilización de expresiones y lenguaje moderno denota una muy pobre investigación. Realmente se esperaba mucho más de Andy Baiz, un director que venía haciendo buenos trabajos y mucho más de la película elegida para la apertura oficial del Festival de Cine de Cartagena.

Roa tiene numerosos minutos sosos que se eternizan en escenas predecibles y poco convincentes. Santiago Rodríguez no logra retratar el carisma de un personaje tan decisivo para la historia del país como lo fue Gaitán y en las numerosas escenas en que apareció nunca ofreció al menos una cualidad para entender qué lo hacía tan único. Con respecto a Mauro Puentes, hizo lo que pudo con un guion insípido que no le permitía mayores avances.

Dos momentos permitieron mostrar los alcances del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán: las fotos del bogotazo y la reseña al final. La película por sí sola no lo logra. Estos dos recursos que realmente retratan de forma gráfica el punto sin retorno de la historia del país, se hacen indispensables para la narración.

Con respecto a Carolina Sandino, ni el vestuario ni el peinado logran sumergirla en la época. Sus maneras modernas de moverse impiden ubicarla en una época distinta a la que vivimos ahora. No logra convertirse en una mujer de los años cuarenta con un esposo y una hija.

Lamentablemente estamos ante un mal casting y una pobre dirección para una obra que daba para mucho, con un material supremamente interesante para ver y conocer. Una historia que tenía todas las potencialidades para convertirse en un clásico del cine nacional y un referente de época que serviría incluso como material de investigación. Una buena oportunidad desperdiciada. Una lástima.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.