Nombre: Hitchcock
Categorías: Drama, Basado en hechos reales, Romance, Comedia dramática, De época, Basada en un libro de no ficción
Director: Sasha Gervasi
País: Estados Unidos
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * ½

Hitchcock (2012)

El maestro del suspenso

Una película sobre Alfred Hitchcock resulta de entrada un reto cinematográfico para cualquier realizador. Intentar recrear la vida, obra y detalles secretos de este personaje casi que literario, de esta leyenda en la que se convirtió Hitchcock, puede convertirse en el mayor acierto o en el peor fracaso, pues para los más puristas no puede haber en este caso punto medio.

Hitchcock, dirigida por Sacha Gervasi, es una combinación entre comedia y biografía que nos presenta el matrimonio del director británico con Alma Reville, enfocándose de manera particular en todo lo que significó su relación durante la producción y rodaje de Psycho (1960). Aunque se esperaría más, la cinta cumple a la hora de presentarnos a la mujer detrás del genio. Su poder, carácter y talento para acompañar a Hitchcock en el proyecto más arriesgado de su carrera, detalle para muchos desconocido.

Recordándolo con Alfred Hitchcock presents y su tradicional 'Good evening', comienza esta historia cargada de nostalgia en la que Anthony Hopkins se encarga de representar a este hombre excéntrico, inteligente, divertido y terco que vivía su vida con el interés más noble de todos; hacer lo que amaba sintiéndose pleno cada segundo. Quizá por eso, luego de ser reconocido como el mejor director en Hollywood y tras éxitos como Vertigo (1958) y North by northwest (1959), Hitchcock sabía que todavía no había hecho la película de su vida; necesitaba algo más, una historia diferente que rompiera con los esquemas, poniendo al público y a la industria a sus pies.

Conocemos algunos de los detalles alrededor de Psycho, de cómo Hitchcock tuvo que batallar contra el pesimismo de quienes lo rodeaban para al final decidirse a autofinanciar la producción de la película. Mientras tanto, y con más fuerza en la historia, somos testigos del drama de su relación con Alma, una mujer que en un punto de su vida se siente agotada y frustrada al tener que soportar a su obstinado marido, que por momentos no la valora lo suficiente, pero que al final es el único que la complementa.

Lo mejor de la película es la química extraordinaria de Helen Mirren y Anthony Hopkins, ambos se conectan de manera perfecta, transmitiendo complicidad y amor verdadero. Hopkins personifica maravillosamente a Hitchcock no solo físicamente sino con su acento británico fino y despreocupado. De los personajes secundarios no se puede decir mucho, pues ni Scarlett Johansson, ni Jessica Biel o Toni Collette logran dejar huella, como si lo consigue, apareciendo muy poco en la cinta, James D'Arcy interpretando a Anthony Perkins.

Tal vez los más fanáticos odien la película por su simpleza a la hora de retratar a Hitchcock. No obstante, al final, esta película divierte, pero más allá de eso, nos conmueve y llena de nostalgia al recordar a uno de los mejores.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.